eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Burkina Faso ya tiene un Gobierno civil de transición

- PUBLICIDAD -
Burkina Faso ya tiene un Gobierno civil de transición

Burkina Faso ya tiene un Gobierno civil de transición

Burkina Faso ya tiene un Gobierno civil de transición que permitirá la celebración de elecciones en noviembre de 2015, tras la dimisión y huida del país del presidente Blaise Compaoré, después de tres días de protestas multitudinarias contra su Gobierno.

La Carta de la Transición -consensuada por el Ejército, los partidos de la oposición, grupos civiles y líderes religiosos- fue firmada hoy en un acto celebrado en Uagadugú, la capital del país, tras una semana de intensas negociaciones entre las partes.

"En la historia de Burkina Faso, hay un antes y un después del 30 de octubre de 2014", dijo tras firmar la Carta el teniente coronel Isaac Zida, que tomó el poder en el país el 1 de noviembre tras la dimisión de Compaoré.

Los representantes de todas las facciones rubricaron el documento, incluido Zida, que fue aplaudido por los asistentes a la ceremonia, entre los que figuraban representantes de las Naciones Unidas, la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

Aunque los retrasos en el acuerdo sobre esta Carta provocaron durante la última semana cierto temor a que el Ejército intentara perpetuarse en el poder, el proceso de transición ha seguido el camino previsto.

Según destacó Zida durante su discurso, la Carta de la Transición es un "homenaje vibrante a todo el pueblo" de Burkina Faso.

Además, resaltó, "los jóvenes del país han demostrado que los políticos salen beneficiados si escuchan la voz de su pueblo".

Con la firma del documento, quedan fijadas las bases para este nuevo Gobierno interino, con el que Burkina Faso pretende volver a la normalidad democrática.

Ahora, el siguiente paso es que veintitrés personas (cinco representantes de los partidos de la oposición, cinco de la sociedad civil, cinco del Ejército y ocho líderes tradicionales y religiosos) voten y elijan en las próximas horas al presidente de la transición.

Así, está previsto que mañana se de a conocer el nombre del nuevo líder, que deberá ser una figura civil, y posteriormente su nombramiento será validado por el Alto Tribunal.

Las fuerzas políticas y sociales ya han presentado sus candidatos a la presidencia, aunque todavía no han trascendido los nombres.

Las personalidades que lideren la transición no podrán presentarse a las elecciones legislativas y presidenciales previstas para el próximo noviembre, según detalla la Carta.

Por su parte, el nuevo primer ministro será nombrado el próximo miércoles.

Todo apunta a que será una figura vinculada al Ejército, ya que, durante la ronda de negociaciones de la Carta, los militares mostraron su deseo de ocupar el cargo de primer ministro.

Aunque tanto la comunidad internacional como la oposición pidieron desde un primer momento que el Ejército no formara parte de este Gobierno de transición, parece que ahora están dispuestos a aceptar esta petición de los militares en favor de la estabilidad del país.

"Estados Unidos y la Unión Europea se han opuesto a que cualquier militar ocupe los tres órganos de la transición (jefe de Estado, Parlamento y primer ministro), pero, a fin de lograr la paz, les daremos este cargo", afirmó recientemente un portavoz de la comisión encargada de elaborar la Carta, Ablasse Ouedraogo.

Zida, en su intento de "permitir el inicio del establecimiento de una transición civil" y "un retorno a la vida constitucional normal", levantó ayer la suspensión de la Constitución de 1991, que el Ejército anuló tras la dimisión de Compaoré.

De esta forma, Burkina Faso cumple con el plazo de dos semanas que la Unión Africana (UA) dio el 3 de noviembre al Ejército para que instaurara un Gobierno civil en el país.

El intento de Compaoré de reformar el artículo 37 de la Constitución que le impedía presentarse por quinta vez a las presidenciales y concurrir de nuevo a los comicios de 2015 causó una ola inédita de manifestaciones ciudadanas que le obligaron a dimitir y abandonar el país el 1 de noviembre.

El Ejército tomó entonces el poder y el teniente coronel Isaac Zida se proclamó nuevo presidente ante la inquietud de la comunidad internacional, que le exigió desde el principio el traspaso de sus atribuciones a un Gobierno civil.

Por Brahima Ouedraogo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha