eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Confirmadas en Chile las penas a los autores de 14 muertes en la "Caravana de la Muerte"

- PUBLICIDAD -
Confirman en Chile las condenas a los autores de 14 crímenes de la "Caravana de la Muerte"

Confirman en Chile las condenas a los autores de 14 crímenes de la "Caravana de la Muerte"

La Corte de Apelaciones chilena ha confirmado las penas impuestas a siete militares retirados del Ejército, por su participación en la matanza de 14 presos políticos cometida el 19 de octubre de 1973 en la ciudad de Antofagasta, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo, emitido por la III Sala del Tribunal de Alzada, ratifica lo dispuesto en diciembre de 2013 por el juez especial Leopoldo Llanos y se refiere a uno de los episodios de la llamada Caravana de la Muerte, una comitiva que recorrió Chile tras el golpe de 1973 y que asesinó a cerca de un centenar de presos políticos.

El grupo estaba al mando del general Sergio Arellano Stark, investido como "delegado del comandante en jefe", es decir, de Augusto Pinochet, y en cada ciudad por la que pasó sus integrantes sacaban a grupos de presos políticos y los asesinaban en lugares despoblados.

El procesamiento en este caso de Arellano Stark fue sobreseído por demencia, mientras el de otro acusado, Adrián Ortiz Gutman, lo fue por fallecimiento.

A quince años y un día de prisión fueron condenados los excoroneles Sergio Arredondo González y, Marcelo Moren Brito y los exoficiales Juan Chiminelli Fullerton y Patricio Ferrer Ducaud, a los que se agregó ahora el exbrigadier Pedro Espinoza Bravo.

Este último, que llegó a ser posteriormente subjefe de la DINA, la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet, fue condenado en primera instancia a tres años y un día como encubridor, pero la Corte ha aumentado su pena a 15 años y un día como autor.

Otros dos exoficiales, Luis Felipe Polanco Gallardo y Emilio de la Mahotiere González, pilotos de los helicópteros en que viajaba el grupo, fueron condenados a tres años y un día como encubridores y se les concedió el beneficio de la libertad vigilada.

Además, se absolvió a Pablo Martínez Latorre y Gonzalo Santelices Cuevas por falta de participación.

La noche del 19 de octubre de 1973, catorce presos políticos fueron sacados de la cárcel por los militares, que los llevaron, amarrados y con los ojos vendados, hasta la Quebrada El Way, en las afueras de Antofagasta, donde fueron separados en grupos de tres o cuatro, llevados frente a un paredón y ejecutados a tiros por miembros de la comitiva de Arellano Stark.

Después, el jefe de la operación ordenó recoger los cadáveres y transportarlos hasta el depósito de la ciudad, donde se les practicaron autopsias y posteriormente fueron entregados a sus familiares.

En el aspecto civil, el juez Llanos determinó que el fisco y los condenados deberán paguen distintos montos indemnizatorios a los familiares de las víctimas, por concepto de daño moral.

Rosa Silva, hija de uno de los asesinados, criticó la tardanza de la Justicia y comentó a radio Cooperativa que muchas madres, hermanas o esposas no pueden escuchar esto porque ya murieron, están con alzheimer o con otras enfermedades y no pueden comprender".

"Para los familiares es tremendamente doloroso, ha sido tardío, aunque por un lado (la sentencia) les trae tranquilidad", dijo por su parte Cristián Cruz, abogado querellante en el caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha