eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP tratará de posponer lo máximo posible la comparecencia de Rajoy en el Congreso por la corrupción

La Junta de Portavoces debate este jueves la fecha de la constitución de la comisión Bárcenas, que Ciudadanos y PSOE quieren acelerar para llamar ya a Rajoy

El PP esgrime que está abierta la de Fernández Díaz, pide esperar a que haya presupuestos y cree que tiene que declarar primero como testigo en Gürtel

Unidos Podemos y Compromís registran una petición para un pleno monográfico donde también se expliquen Santamaría, Catalá y Zoido

- PUBLICIDAD -
Pastor asegura que dará "un tiempo razonable" a Rajoy para buscar apoyos y no aclara si convocará Pleno de investidura

Mariano Rajoy y Ana Pastor, durante la constitución del Congreso.

El PP está dispuesto a poner todas las dificultades que estén a su alcance para evitar que Mariano Rajoy acuda a dar prontas explicaciones en el Congreso sobre la corrupción en el PP y la supuesta financiación ilegal de su partido. Todos los grupos de la oposición exigen que el presidente del Gobierno dé urgentemente la cara pero el PP intentará dilatar al máximo los tiempos, aunque su minoría parlamentaria se lo pondrá difícil si el resto de grupos se pone de acuerdo.

La Junta de Portavoces de este jueves debatirá la fecha de la constitución de la comisión Bárcenas, la comisión de investigación sobre la financiación ilegal del PP, que Ciudadanos y PSOE han pedido acelerar para llamar de inmediato a Rajoy.

Aunque la comisión fue ya aprobada por el Pleno el pasado mes de marzo todavía no tiene siquiera fecha para su constitución. Además, su puesta en marcha no implica que las comparecencias puedan ser inmediatas, ya que los grupos tendrán que ponerse de acuerdo en quién la preside, el reparto de las portavocías, el calendario de sesiones, la documentación que se pide y un largo etcétera.

De la voluntad de los grupos depende que estos trámites sean más o menos rápidos. Y el PP no está dispuesto a dejarse ninguna traba burocrática sin emplear.

Por eso el grupo de Unidos Podemos-En Comú-En Marea y Compromís han pedido un Pleno extraodinario y urgente monográfico para que tanto Rajoy como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el de Interior, Juan Ignacio Zoido, den explicaciones.

Algo que ya ocurrió en  agosto de 2013 en el Senado. Entonces, el líder del PP se enfrentó a una furiosa oposición tras destaparse el caso Bárcenas y publicarse el "Luis sé fuerte"  que envió Rajoy a su extesorero en un SMS.

¿Comisión o Pleno?

Al PP le espanta la posibilidad de que Rajoy se vea obligado a solventar el asunto otra vez en un formato como aquel del Senado, donde recibió una ofensiva conjunta de todos los grupos. Aquel debate fue retransmitido por todas las televisiones en directo y en él se escucharon acusaciones muy duras contra el presidente, al que exigieron su dimisión. Algunos portavoces le llegaron a llamar "mentiroso" y "corrupto".

De aquella comparecencia el presidente salió muy escaldado. Por aquellas fechas aún no habían concurrido a las elecciones ni Ciudadanos - estaba UPyD- ni Podemos.

Los principales grupos de la oposición difieren sobre cómo exigir esas explicaciones a Rajoy. Los de Rivera y el PSOE quieren que sea en la comisión de investigación. Una intención que ambos partidos han ratificado tras el movimiento de Unidos Podemos de solicitar el Pleno urgente.

Los plazos además juegan en contra de Unidos Podemos. Su petición, aunque cumple los requisitos, debe pasar por la Mesa y luego por la Junta de Portavoces. Esta semana está previsto que el orden en el que se reúnan ambos órganos sea el inverso al habitual, por lo que hasta la semana que viene no se podrá resolver.

PSOE y Ciudadanos explican en una comisión de investigación el líder del PP sería sometido a un interrogatorio mucho más exhaustivo que en un Pleno, en donde el presidente domina más la escena y tiene siempre la última palabra.

Además, recuerdan que los comparecientes en una comisión de investigación tienen la obligación de decir la verdad. Algo que no ocurre en otros órganos del Congreso.

Las excusas del PP

El PP esgrime varios motivos para retrasar al máximo el inicio de los trabajos de la comisión de investigación y, por tanto, la comparecencia de Rajoy. 

En primer lugar, que chocaría con otra comisión de investigación, la que trata del uso partidista del Ministerio del Interior durante el mandato de Jorge Fernández Díaz. 

Además, aseguran que la siguiente comisión que debe constituirse es la que investigará "el saqueo" de las cajas de ahorro, a la que llamarán a declarar a Rodrigo Rato, entre otros excargos implicados en el caso.

También argumentan que lo lógico es esperar a que se celebre el debate que pondrá broche final a los Presupuestos Generales del Estado y que está previsto para el 1 de junio. El debate de totalidad de las cuentas de 2017 comenzará la semana que viene y el PP considera que este tema no debe "solaparse" con la rendición de cuentas del Presidente en la Cámara baja por los casos de corrupción.

Además, a todo esto añaden que están a la espera de que se fije la fecha de la declaración como testigo de Rajoy ante la Audiencia Nacional por el caso Gürtel y que lo correcto es que se explique primero ante el juez.

Representantes en la comisión Bárcenas al máximo nivel

Una vez conocida la fecha de la constitución de la comisión de investigación sobre la financiación del PP los grupos deben elegir a sus componentes. Teniendo en cuenta que todos quieren que vaya Rajoy se espera que la representación de la oposición sea al máximo nivel. Es decir, que Ciudadanos designe como portavoz a Albert Rivera y el PSOE a Antonio Hernando. El PP, por su parte, dejaría ese papel en manos de su portavoz, Rafael Hernando.

En cualquier caso, los grupos pueden elegir en una sesión concreta que participe cualquiera de sus miembros, por lo que llegado el día de la comparecencia de Rajoy es previsible que sean los líderes de cada uno quienes interroguen al presidente.

En cuanto a quién la presidirá, Ciudadanos ya ha adelantado que no va a hacer casus belli del asunto, insinuando que podría estar de acuerdo con que ocupara ese cargo el PSOE al ser el grupo más numeroso firmante de la iniciativa, que presentaron también con Podemos.

La comisión tendrá que decidir su duración, la periodicidad de sus reuniones y estudiar las comparecencias que pida cada grupo. La de Rajoy, lógicamente, será una de las primeras en la que coincidirá la oposición. El presidente del Gobierno no se puede negar a acudir pero puede dilatar la fecha poniendo como excusa "su agenda".

Los grupos han sumado a este petición una avalancha de comparecencias tanto de los ministros de Interior y Justicia, Juan Ignacio Zoido, y Rafael Catalá; así como las del Fiscal General del Estado y el de Anticorrupción, a quienes el PSOE y Ciudadanos acaban de añadir una iniciativa para reprobarlos. Todo ello tendrá que ordenarse por fechas.

Los populares no se van a quedar de brazos cruzados e impulsarán por su lado en el Senado la Comisión de Investigación que registraron sobre la financiación de todos los partidos en la que han advertido que llamarán a los máximos dirigentes y exdirigentes de las principales formaciones.  Será su manera de contrarrestar la amplia ofensiva emprendida por la oposición en el Congreso.

Cifuentes no irá a la Asamblea hasta finales de junio

En cuanto a la Asamblea de Madrid, los plazos para la comparecencia de Cristina Cifuentes en la Comisión sobre Corrupción en la Comunidad de Madrid podrían demorarse a finales del mes de junio o incluso a fechas mucho más posteriores, según los cálculos de Ciudadanos, el grupo que preside este órgano y que la ha solicitado.

El día 3 de mayo se reunirá la Mesa de dicha comisión para ordenar sus trabajos, que están ahora centrados en el caso Aneri sobre el fraude de los cursos de formación subvencionados. En la lista hay otros dos asuntos pendientes, y a continuación figura el del Canal de Isabel II.

Ciudadanos quiere acelerar la comparecencia de la presidenta por el escándalo destapado en el organismo público y sugerirá que se fije para después del caso Aneri, que está a punto de finalizar. El PSOE no se opondrá. Pero su portavoz, Encarnación Moya, opina que se trata de un tema "sumamente serio" que requiere "tiempo para estudiarlo a fondo. Hay mucha documentación por pedir y estudiar", señala a eldiario.es.

"Nosotros no queremos que se dilate la comparecencia de la presidenta pero tampoco queremos que se convierta solo en un espectáculo. Queremos trabajar con tranquilidad y abordar las responsabilidades políticas que puedan darse por el caso del Canal de Isabel II", que está también siendo investigado por la Justicia, recuerda Moya.

Precisamente, ese mismo día 3 y el 4 de mayo la presidenta madrileña verá como son aprobados los Presupuestos regionales gracias -como en el Congreso- al apoyo de Ciudadanos, tras el debate que tendrán lugar esos días en la Asamblea.

Posteriormente, el próximo 11 de mayo, el consejero de Presidencia y Justicia y número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, comparecerá en un pleno monográfico para dar explicaciones sobre la trama del Canal de Isabel II, un organismo que él preside en la actualidad.

El reglamento regional protege a los presidentes de los Ejecutivos de la obligación de rendir cuentas en ese tipo de formato de pleno. Estas normas, precisamente, están ahora en revisión en la Comisión ad hoc que hay abierta. De ahí que la oposición se haya tenido que conformar con que Cifuentes acuda a la Comisión sobre Corrupción.

Podemos, pendiente de sus bases sobre la moción de censura

Por su parte, Podemos está pendiente de lo que decidan sus bases el próximo 2 de mayo, festividad de la Comunidad de Madrid, para ver si materializan la presentación de una moción de censura contra la presidenta regional. El propio Pablo Iglesias ya adelantó que es necesario acabar con el mandato del PP en la región por lo que ha emplazado al PSOE y a Ciudadanos a respaldar la iniciativa.

Pero Ignacio Aguado, el portavoz naranja, cuyo grupo tiene la llave para que prospere, ha dejado muy claro que no la apoyarán porque cree que el PP de momento está cumpliendo con el acuerdo de investidura. Además, reveló en una entrevista con eldiario.es que no están dispuesto a que Podemos pueda llegar a gobernar la Comunidad.

Desde el PSOE aseguran que ellos no van a poner impedimentos para propiciar cualquier vía que "tenga como fin regenerar la Comunidad de Madrid". No obstante, advierten que para dar ese paso hay que "tener garantías de que vaya a prosperar" y contar, además, "con un candidato y un programa de Gobierno solventes".

En Podemos se quejan de que los socialistas no se están mostrando muy entusiasmados con la idea de la moción y les acusan de estar mantiendo una postura "extremadamente ambigua". "Les estamos incomodando", asegura a eldiario.es Miguel Ongil, portavoz de la formación morada en la Comisión de Corrupción de la Asamblea, que cree que aunque la iniciativa no prospere, debe ser debatida para dejar en evidencia a Ciudadanos y el apoyo que da al Gobierno conservador, pese a la grave corrupción que invade al PP madrileño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha