eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Consenso en la UE para controlar las fronteras externas y devolver a los inmigrantes

- PUBLICIDAD -
Consenso en la UE para controlar las fronteras externas y devolver a los inmigrantes

Consenso en la UE para controlar las fronteras externas y devolver a los inmigrantes

La Unión Europea (UE) continuará avanzando para mejorar el control de sus fronteras externas y devolver a los países de partida a los inmigrantes sin derecho a asilo, como medidas para afrontar la crisis de refugiados.

Ese es el resultado de la primera reunión informal de ministros del Interior de la UE bajo la presidencia eslovaca que, celebrada hoy en Bratislava, estaba centrada en la política migratoria.

Varios delegados se congratularon de los progresos hechos para hacer más eficaz el control fronterizo y en la cooperación con terceros países vecinos para lograr la readmisión de inmigrantes repatriados.

Especialmente la aprobación ayer en el Parlamento Europeo de una nueva guardia de fronteras y costas fue enarbolada como gran éxito.

"Estamos todos de acuerdo sobre su implementación (de la nueva guardia costera)", explicó a Efe el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz.

Se trata de "un salto cualitativo frente a Frontex (la actual Agencia Europea de Fronteras Exteriores)", a la que complementará, dijo.

En el seno de la UE hay también "un claro consenso" para diferenciar entre "inmigración legal, inmigración ilegal y asilo" y todos están de acuerdo en que la política actual frente a la inmigración ilegal es "el retorno" (de los inmigrantes a sus países de partida), añadió.

En este contexto, España defiende una estrategia de mejorar la cooperación con los países vecinos de la UE, tanto operativa, para que ellos readmitan a los inmigrantes devueltos y controlen también la salida de personas, como en el desarrollo, para atacar las causas de la migración.

Con el fin de reducir el flujo migratorio desincentivando la venida a Europa, la devolución de inmigrantes es "el punto esencial", dijo en rueda de prensa el ministro eslovaco, Robert Kalinak, cuyo país, al igual que Hungría, rechaza el reparto por cuotas dentro de la UE de los aspirantes de asilo.

Por su parte, el comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramopoulos, adelantó que la próxima semana presentará un nuevo paquete de medidas para reformar el sistema común de asilo europeo, lo que incluye modificar el Reglamento Dublín.

"Vamos a proteger mejor a aquellos que lo necesitan y vamos a sancionar a aquellos que abusan del sistema", dijo.

El comisario resaltó que el reto que plantea el creciente número de migrantes es un desafío "difícil" y requiere una responsabilidad compartida a nivel global.

También de cara a la reunión de alto nivel y posterior cumbre de la ONU sobre migraciones que se celebrarán el próximo otoño boreal en Nueva York, Avramopoulos indicó que se proponen "nuevas cooperaciones fuera de la UE".

Un modelo de cooperación con terceros Estados es el acuerdo alcanzado con Turquía para que la UE pueda devolver a suelo turco a los migrantes que llegan a las islas griegas desde él, a cambio de una ayuda millonaria, entre otros.

El tema fue abordado en la cita de hoy, a la que asistió una delegación turca y, según Avramopoulos, el acuerdo "ha comenzado ya a dar resultados" a pesar de las desavenencias en cuanto al tema de la liberalización del régimen de visados para ciudadanos turcos y la legislación antiterrorista de Ankara.

"Mantendremos la cooperación con Turquía", que es "abierta, grande y muy útil para ambas partes", aseveró el comisario.

Frente a la unidad de posturas respecto a los controles de las fronteras externas y la devolución de inmigrantes irregulares, quedaron patentes hoy, una vez más, las diferencias en el tema de la "solidaridad", concretamente en el reparto del número de aspirantes de asilo entre todos los socios.

Kalinak, presidente de la reunión, abogó por una "flexibilidad" en este asunto, al estimar que podría haber formas diversas de solidaridad, unas más aptas para unos países y otras para otros, pero sin explicar cuáles serían las opciones.

El ministro alemán, Thomas De Maziere, reconoció que es "difícil" alcanzar un consenso sobre un reparto "justo" de los refugiados llegan a Europa huyendo de guerras como las de Siria o Afganistán.

La decisión de Hungría de convocar un referendo sobre las cuotas de acogida mereció la crítica del ministro de Exteriores y Asuntos Europeos de Luxemburgo, Jean Asselborn, quien declaró que Budapest se coloca con ello "fuera de juego".

También Fernández Díaz opinó que "sobre la base de referendos no se construye una Unión Europea", en alusión también al resultado positivo del referendo sobre el "brexit", la salida de los británicos de la UE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha