eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Defensa de militar asesinado en Guatemala asegura que el crimen fue "un plan"

- PUBLICIDAD -

La defensa del capitán Byron Lima, asesinado hoy en la cárcel donde cumplía prisión por la muerte del obispo Juan Gerardi en 1998, aseguró a Efe que este crimen fue un "plan" orquestado en contra del militar.

El abogado Moisés Calderón manifestó la dificultad que hay para conocer información de lo sucedido el lunes en el interior de la Granja Penal Pavón, donde supuestamente un motín se saldó con la muerte de Lima y otros cinco reclusos, según el letrado.

La defensa de Lima, quien se rehusó a señalar a alguien como responsable del ataque, aseveró que según las versiones de varios reclusos del penal, el crimen fue ordenado por el narcotraficante Marvin Montiel Marín, alias "El Taquero", quien cumple una pena de 820 años de prisión por la matanza de 16 turistas, 15 de origen nicaragüense y un holandés.

Lima fue condenado a 20 años de prisión por el asesinato de Gerardi, al igual que su padre, el coronel retirado del Ejército Byron Lima Estrada, y el sacerdote Mario Orantes, quienes recuperaron su libertad.

De igual forma, el especialista Obdulio Villanueva, quien fue asesinado en 2003 durante un motín en la cárcel, fue condenado por estos hechos.

Las versiones sobre lo sucedido este lunes en la cárcel de máxima seguridad Pavón, ubicada en el municipio capitalino de Fraijanes, son muy confusas y diversas, pues en el área la señal telefónica es inexistente.

Calderón dijo de forma preliminar que se cree que un periodista que estaba con Lima, al igual que una mujer no identificada, continúan dentro de la cárcel, cuyo control aún no está en manos de las autoridades.

El letrado aseguró que su defendido, quien continuaba en prisión por otros delitos que le agregaron a la sentencia por el violento crimen en contra de Gerardi, no tenía problemas con los otros internos, aunque sí con "El Taquero", al que el capitán le habría prohibido la venta de droga dentro del penal.

El obispo Gerardi fue asesinado el 26 de abril de 1998, dos días después de presentar el informe interdiocesano "Recuperación de la Memoria Histórica (Rehmi). Guatemala: Nunca Más", en el que se documentan más de 54.000 violaciones de los derechos humanos durante el conflicto armado interno (1960-1996).

La mayoría, más del 90 por ciento, de las violaciones detalladas en el documento se le atribuyen al Ejército de Guatemala.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha