eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ERC plantea que una Cataluña independiente tenga unas elecciones presidenciales y otras legislativas

Cuestiona la idoneidad de crear una ejército catalán por sus "altísimos costes"

- PUBLICIDAD -

ERC considera que una eventual Cataluña independiente debería plantearse la posibilidad de adoptar un sistema "semipresidencialista" en lugar del sistema parlamentario clásico actual, por lo que debería celebrar unas elecciones para elegir únicamente al presidente del país, y otras para elegir las cámaras legislativas.

Es una de las cuestiones que se plantean en la ponencia política que el partido debatirá el 6 y 7 de julio en la Conferencia nacional para la república catalana, un encuentro en el que la formación debatirá internamente su propuesta de modelo económico, político y social para el Estado catalán.

Los republicanos descartan para el nuevo Estado el modelo presidencialista de Estados Unidos, pero consideran que el modelo semipresidencialista vigente en Francia podría ofrecer más legitimidad al poder ejecutivo y legislativo que el modelo parlamentario vigente en países como España.

El sistema híbrido que se plantea en Francia obligaría a celebrar unas elecciones presidenciales --no se especifica si a una o a dos vueltas--, y unas elecciones legislativas, que conformaría una cámara legislativa --o dos, tampoco se precisa-- que serían las responsables de elegir a un primer ministro.

ERC apuesta por definir el hipotético nuevo Estado catalán como una "República constitucional y democrática", descentralizada a través de las veguerías, y donde Barcelona sea su capital, porque consideran que es un polo idóneo para internacionalizar la nación catalana.

La ponencia política aborda los detalles que definirían al Estado catalán, pero también plantea tres escenarios factibles para que Cataluña logre la independencia a través de un proceso que pueda ser avalado por la comunidad internacional.

El primero sería la celebración de una consulta pactada con el Estado, y el segundo prevé que, si el Gobierno central la niega, celebrar una consulta "bajo la tutela y supervisión de actores internacionales que dieran a la convocatoria las garantías mínimas y suficientes".

El tercer escenario plantea que, si la comunidad internacional se desentiende de la consulta catalana, se celebrarían unas elecciones plebiscitarias que, de ganar las fuerzas soberanistas, promoverían una "declaración unilateral" de independencia desde el Parlament.

FORMAR UN EJÉRCITO

La ponencia aborda, entre otros aspectos, la seguridad y la defensa de una Cataluña independiente, y llega a la conclusión de que formar un ejército propio tendría unos "costes iniciales altísimos" y supondría un gasto anual de 4.000 millones de euros.

Casi descartada esta posibilidad, plantea dos alternativas, la primera, "acordar un encaje con los sistemas de defensa europea", que evitaría a Cataluña tener un ejército y le bastaría con tener un cuerpo armado de élite con un mínimo de capacidad.

La tercera posibilidad, que los republicanos no ven con buenos ojos, es "firmar acuerdos de defensa con terceros países" --dicen que sería la opción más económica a corto plazo--, pero concluyen que es una opción poco recomendable porque, debido a la localización de Cataluña, la recomendación sería pactar con Francia, un aliado tradicional de España.

La ponencia se centra en defender la viabilidad de un hipotético Estado catalán y, entre otras cuestiones, asegura que una Cataluña independiente podría pagar todas las prestaciones de la Seguridad Social, por lo que estarían aseguradas tanto las prestaciones por paro como las pensiones.

El coordinador de la ponencia ha sido el exconseller de Cultura Joan Manuel Tresserras, y los militantes del partido pueden presentar enmiendas hasta el 24 de mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha