eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España y Portugal escenificarán mañana la necesidad de que la UE avance en la unión bancaria y el empleo joven

Los Gobiernos de España y Portugal sumarán voces mañana en Madrid para pedir a la Unión Europa que avance en la unión bancaria y fiscal y en la lucha contra el desempleo, durante la cumbre que presidirán el presidente Mariano Rajoy y el primer ministro Pedro Passos Coelho, acompañados por siete ministros españoles.

- PUBLICIDAD -

La cumbre hispano-lusa estará marcada por la crisis económica que azota a los dos países, como ya ocurrió en su anterior cita, en Oporto en mayo de 2012. Entonces se acababa de cumplir un año desde que el Gobierno portugués pidiera ayuda financiera de manera formal a la UE.

En la reunión de este lunes, probablemente se repita el llamamiento que la semana pasada hicieron Rajoy y el nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, a Bruselas para que acelere la unión bancaria y ponga el foco en el paro juvenil en el Consejo Europeo del próximo junio.

En la cumbre estarán presentes el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; la ministra de Fomento, Ana Pastor; la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

Posteriormente, Rajoy y Passos Coelho presidirán la firma de acuerdos entre ambos países, un acto al que también asistirá la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

España, Italia y Portugal han sido algunos de los países más afectados por la crisis financiera en Europa. Portugal fue el tercer país rescatado, después de Irlanda y Grecia.

NUEVOS AJUSTES EN PORTUGAL

En la reunión de mañana, el primer ministro Passos Coelho podrá explicarle a Rajoy los nuevos ajustes que ha presentado su Gobierno por 4.800 millones de euros, después de que el Tribunal Constitucional anulara alguna de las medidas de su plan de reformas.

Las medidas recién anunciadas incluyen una reducción de 30.000 funcionarios, la ampliación de la edad de jubilación a los 66 años y de la jornada laboral de los empleados públicos de las 35 a las 40 horas semanales.

Los funcionarios verán recortados en un 10% su presupuesto para adquisición de bienes y servicios, según un plan que no incluye subidas de impuestos porque Passos Coelho considera que podrían perjudicar a la recuperación.

Por su parte, el presidente del Gobierno tendrá oportunidad de presentar al primer ministro portugués su último Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad enviado a la Unión Europea.

En su reunión del pasado lunes, Rajoy y Letta anunciaron que sus Ejecutivos se coordinarán "estrechamente", de forma bilateral y con otros países, con el fin de impulsar la rápida puesta en marcha de la Unión Bancaria y medidas para favorecer el empleo juvenil, "que debe ser el corazón" del próximo consejo europeo de junio.

Para ello, los dos gobiernos decidieron crear un grupo de trabajo encabezado por los respectivos ministros de Empleo para elaborar propuestas al objeto de presentarlas en la próxima cumbre europea de junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha