eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exministro pide al PT confesar los crímenes y admitir los errores de Lula

- PUBLICIDAD -
Exministro pide al PT confesar crímenes y admitir los errores de Lula

Exministro pide al PT confesar crímenes y admitir los errores de Lula

El exministro brasileño de Hacienda Antonio Palocci, un importante líder del Partido de los Trabajadores (PT) y cercano colaborador del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, le pidió hoy a la formación confesar sus delitos y admitir que el exmandatario no es un ejemplo de honradez.

"Hace algunos meses decidí colaborar con la Justicia (y confesar sus crímenes a cambio de reducciones en las condenas)... y defiendo el mismo camino para el PT", afirmó Palocci en una carta en la que pide su baja del mayor partido de izquierda de América Latina y que gobernó Brasil durante trece años, hasta 2016.

Palocci, que cumple una condena por corrupción, rechazó en la carta ser sometido a un proceso administrativo de expulsión del PT por haber confesado este mes ante la Justicia que Lula firmó un "pacto de sangre" con la constructora Odebrecht para que la empresa le pasara al partido cerca de 100 millones de dólares en sobornos.

"¿Hasta cuándo vamos a fingir que creemos en la autoproclamación del 'hombre más honesto del país' mientras que los regalos, las casas de campo, los apartamentos y hasta el edificio del Instituto (Lula) son atribuidos a Doña Marisa?", preguntó Palocci al referirse a la táctica de los abogados del ex jefe de Estado de atribuirle a la fallecida esposa del exmandatario algunas de las irregularidades de las que es acusado.

"Al final ¿somos un partido bajo el liderazgo de personas de carne y hueso o somos una secta guiada por una pretendida divinidad?", se preguntó igualmente el exministro en un duro ataque al ex jefe de Estado.

En la declaración que presentó a comienzos de septiembre ante el juez que investiga el gigantesco escándalo de corrupción en Petrobras, Palocci aseguró que el gobierno de Lula concedió a Odebrecht varios contratos con la petrolera estatal a cambio de financiación legal e ilegal para el PT y sus dirigentes.

Según el exministro, parte de los 100 millones de reales reservados por Odebrecht para el entonces partido oficialista sirvieron para financiar las millonarias obras en una casa de campo que era usada por Lula, la sede del Instituto Lula y otras ventajas ilegales para el expresidente.

Palocci, uno de los fundadores del PT y hasta hace poco importante dirigente de la formación, fue ministro de Hacienda en el Gobierno de Lula y ministro de la Presidencia en los primeros años del mandato de Dilma Rousseff.

Tras las graves acusaciones, la dirección del PT decidió abrir un proceso para expulsar a Palocci, pero el exministro aclaró que, como no puede defenderse debido a que todo lo que dijo ante la justicia está bajo secreto, prefiere renunciar a la formación.

En su carta de cuatro páginas, el exministro dice que conversó tanto con Lula como con el entonces presidente del PT, Rui Falcao, sobre la posibilidad de que el partido firmara un acuerdo para colaborar con la Justicia, y reafirmó que todas sus acusaciones contra la formación y el expresidente son "hechos absolutamente verdaderos".

"Son situaciones que presencié, seguí o coordiné junto o a petición del expresidente Lula. Tengo seguridad de que, tarde o temprano, el propio Lula lo confirmará todo, como llegó a hacerlo en el caso del "mensalao" (un escándalo de corrupción que hizo temblar al Gobierno de Lula en 2005)", aseguró Palocci.

El exministro admitió que cometió errores e ilegalidades y que asumió su responsabilidad, pero que no puede dejar de "destacar el choque de haber visto a Lula sucumbir a lo peor de la política, en el mejor de los momentos de su Gobierno".

Agregó que, por el deseo de mantenerse en el poder a cualquier costo, el PT ayudó a elegir y a reelegir un mal Gobierno (en referencia a Rousseff) que redobló sus apuestas equivocadas y destruyó todas las conquistas sociales y económicas alcanzadas en los primeros años de gestión del partido.

Las declaraciones de Palocci agravaron la situación de Lula en varios de los procesos judiciales que enfrenta.

El ex jefe de Estado, que ya fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión en un caso por corrupción, enfrenta otros siete procesos ya abiertos por la Justicia, en su mayoría relacionados con los desvíos en Petrobras, y es investigado en otros tantos.

Pese a ello, Lula lidera las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de 2018, pero su candidatura depende de que su condena no sea confirmada por ningún tribunal de segunda instancia hasta los comicios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha