eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

En Génova miran al País Vasco... Y a Ferraz

- PUBLICIDAD -

El PP analiza esta noche unos resultados electorales que el partido de Mariano Rajoy cree que, pese a las dificultades, pueden ayudar a despejar el bloqueo que vive el país.

Por eso miran por un lado al País Vasco, y más concretamente al PNV, al que el PP podría ofrecer sus votos como contrapartida para el apoyo en Madrid.

Y por otro lado fijan sus ojos en Ferraz, después de una nueva debacle socialista, sobre todo en Euskadi, que según los 'populares' debería hacer reflexionar a Pedro Sánchez.

Fuentes 'populares' aseguran que Rajoy está "tranquilo" tras esta noche electoral en la que su partido ha logrado una nueva gran victoria en Galicia aunque ha perdido un escaño en el País Vasco. Y en el partido están, dicen, "moderadamente satisfechos".

En el caso gallego, en Génova ponen en valor el esfuerzo que ha hecho Mariano Rajoy, con una campaña paralela a la de Feijóo, en su tierra, para ayudar a consolidar la victoria del candidato a la reelección.

Un "campañón" ha sido el de Rajoy en Galicia, en palabras de un vicesecretario del partido.

Pero en clave nacional todos en el PP apuntan ahora al País Vasco. Y fuentes consultadas coinciden en que las palabras de Alfonso Alonso, ofreciendo sus votos para la "estabilidad", son una clara invitación de apoyo al PNV, para lograr como contrapartida el apoyo del partido de Iñigo Urkullu en Madrid.

Rajoy ha llamado ya al lehendakari, Iñigo Urkullu, aunque no ha trascendido el contenido de esa conversación, y en el PP se han limitado a explicar que el jefe del Ejecutivo ha felicitado al ganador de los comicios vascos, sin aclarar si le ha hecho algún tipo de ofrecimiento.

Y Génova está también, esta noche, muy pendiente de Ferraz y de la nueva debacle que ha sufrido el PSOE, especialmente en Euskadi.

Mientras en Galicia el PSdeG ha perdido cuatro escaños, en Euskadi el PSE se ha dejado siete, y se sitúa en el mismo nivel que el PP.

Los 'populares' creen que este desastre electoral para el PSOE debe hacer reflexionar a Pedro Sánchez para que evite unas terceras elecciones generales.

Un escenario que, no obstante, siguen sin descartar en el PP, donde no confían en que el secretario general del PSOE acabe cediendo ni tampoco creen que sus 'barones' le obliguen a hacerlo en el Comité Federal que celebrarán el 1 de octubre.

La noche electoral en Génova ha sido, en cualquier caso, tranquila y sin euforias, a la espera de que comparezca la secretaria general, María Dolores de Cospedal, haga el análisis oficial de los resultados.

Rajoy se encuentra, como es habitual en estas citas, en la séptima planta de la sede nacional del partido, acompañado de Cospedal y de todos los vicesecretarios del partido -excepto Javier Maroto que se encuentra en el País Vasco-, así como de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y otros ministros como Isabel García Tejerina e Iñigo Méndez de Vigo.

El jefe de gabinete del presidente, Jorge Moragas, el director de su oficina económica, Álvaro Nadal, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes son otros de los dirigentes del partido que acompañan a su líder en esta noche. Con ellos está también la esposa del presidente del Gobierno en funciones, Elvira Fernández.

Por Patricia de Arce

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha