eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Gestora estudia la posibilidad de dejar la sede de Callao, para ahorrar costes

La Comisión Gestora que dirige el PSM tras la suspensión de Tomás Gómez estudia la posibilidad de dejar la sede del partido en la plaza de Callao con el objetivo de ahorrar gastos, ya que en la actualidad el alquiler supone 16.000 euros mensuales.

- PUBLICIDAD -
La Gestora estudia la posibilidad de dejar la sede de Callao, para ahorrar costes

Según han informado a Europa Press fuentes de la Gestora, se está revisando ya el contrato de arrendamiento que cerró Tomás Gómez en 2009, para analizar la viabilidad de rescindirlo.

Ese año, el que fuera secretario general del PSM decidió trasladar la sede de su federación desde el espacio que tiene en propiedad en la calle Miguel Fleta, en el distrito de San Blas, hasta el centro de Madrid, donde ocupa dos plantas del Palacio de la Prensa.

Ahora, el órgano provisional que dirige el PSM --hasta que se elija una nueva dirección en un congreso-- está buscando ahorrar gastos y quiere comenzar por los del alquiler de la sede.

La opción de volver a Miguel Fleta está descartada, puesto que la antigua sede está en la actualidad alquilada. Si no puede renegociarse a la baja el contrato de Callao y sí puede dejarse, se buscará un nuevo espacio.

La idea principal es "ahorrar costes", según han indicado las fuentes consultadas, que han subrayado que el pago actual supone una cantidad muy elevada para la economía de la federación, que en los últimos años ha sufrido una importante sangría de militantes.

EL TRASLADO A CALLAO

Los socialistas madrileños se trasladaron en diciembre de 2009 a la sede de Callao, un espacio de aproximadamente 930 metros cuadrados de las plantas segunda y tercera del Palacio de la Prensa. Por entonces, Tomás Gómez alertaba a la que era presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, de que tenía el camino más directo para arrebatarle el 'sillón' en la Puerta del Sol --sólo les separaba la calle Preciados--.

El cambio vino acompañado de polémica por la falta de licencia para la obra, por la que finalmente fueron sancionados con 1.600 euros, y por las acusaciones de haber tocado elementos protegidos del edificio. No obstante, finalmente el PSM consiguió la autorización municipal en julio de ese año, tras seis meses de espera.

Según defendía Tomás Gómez, la nueva sede iba a ayudar a acercar el partido a la ciudadanía al emplazarse en un lugar "muy bien comunicado" y "céntrico", a escasos metros de la recién inaugurada estación de Cercanías de Sol. Incluso aseveró que emplearía este medio de transporte para acudir desde Parla al que sería su lugar de trabajo durante más de cinco años.

En octubre de 2012, cuando salió a la luz que el PSM tenía problemas para pagar la Seguridad Social, la formación madrileña aseguraba que se encontraban al corriente de los pagos del alquiler de sus oficinas en el centro de Madrid, y que la sede de Callao era "más barata" que la de Fleta.

Y es que el coste del alquiler de la actual sede es de 16.000 euros, mientras que el pago de la hipoteca de la antigua sede de Miguel Fleta cuesta 17.000 euros, según explicaron entonces desde el PSM. Además, afirmaron que se ahorraban alrededor de 7.000 euros en alquiler de hoteles para realizar actos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha