eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno Aragón trabaja en un documento para fijar su posición sobre la reforma constitucional

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha informado de que el Ejecutivo está trabajando en un documento "que se va a abrir a la participación de todos los sectores de la sociedad", y que se enviará a las Cortes autonómicas, donde se fije la posición de la Comunidad sobre la reforma de la Constitución.

- PUBLICIDAD -
Gobierno Aragón trabaja en un documento para fijar su posición sobre la reforma constitucional

En una comparecencia ante el pleno del Parlamento autonómico, solicitada por Podemos, Lambán ha señalado que si bien ahora "no se dan las circunstancias" para acometer de manera inmediata la reforma de la Constitución, "a medio plazo se va a abrir la posibilidad" y, entonces, "los aragoneses debemos comparecer con los deberes hechos".

Lambán ha indicado que el Departamento de Presidencia "está trabajando en activar todos los mecanismos y elementos jurídicos, institucionales y académicos a nuestra disposición para pergeñar una posición" en esta cuestión, que "estas Cortes conviertan en la posición de Aragón porque no debemos comparecer como Gobierno, sino como Comunidad", "tomando como directriz el Estatuto de Autonomía".

A su entender, "no es hora de mandar a freír espárragos a nadie" en Aragón, como le ha comentado el presidente del grupo del PP, Luis María Beamonte, que debía hacer con Podemos, sino de "diálogo, moderación, sensatez y de reconocer errores".

Al respecto, ha sostenido que igual que considera que "Podemos se está desdibujando como partido político" por "relativizar el troceamiento de España" y el PSOE "cometió algún error" por ser "autor del tripartido catalán, origen de muchos de los males de Cataluña y España", el PP lo "remató de manera desafortunada llevando al Tribunal Constitucional el Estatuto de Autonomía catalán, que ahora firmarían sin titubeo", así como "haciendo campañas" para "exacerbar la catalanofobia".

Lambán ha considerado que en Cataluña "no se está actuando de manera arbitraria, sino correcta, aplicando la Constitución", a través de la aplicación de artículo 155, y ha abogado por "renunciar de una vez por todas a identificar descentralización con izquierda y centralismo con derecha", así como "a entregar la defensa de la Constitución a otras fuerzas políticas".

Según ha dicho, la Carta Magna española es "de las más avanzadas del mundo en prácticamente todos los terrenos", "hay pocos países que hayan alcanzado tal grado real de descentralización de competencias", aunque haya que "reformar algunos aspectos y cerrar el sistema autonómico, dándole un carácter federal con vocación definitiva".

ESFUERZO

Lambán ha reclamado que Aragón tenga "sitio" en la mesa de la reforma de la Constitución "porque el futuro de España no lo pueden decidir los políticos de Madrid y Barcelona, lo tenemos que decidir todos", al tiempo que ha señalado que "nadie debería regatear ningún esfuerzo en aprovechar la oportunidad que puede ofrecer esta reforma".

El contenido de la misma debe ser, a su entender, convertir en constitucionales algunos derechos básicos, sobre todo sociales, como la salud, y revertir el significado del artículo 135, para apuntar que frente al techo de gasto, "hay que establecer un suelo de gasto", así como "reformar del título octavo para blindar competencias y evitar cualquier clase de tentación recentralizadora".

Asimismo, se deben "establecer los criterios básicos de financiación" porque el autogobierno sin financiación "no es tal", para apostar por "corresponsabilidad para todos y sin renunciar a mecanismos de solidaridad" y sostener que la "caja única de la Seguridad Social debe preservarse para que España se aposente sobre pilares firmes y la solidaridad entre personas y territorios sea firme", ha sintetizado Lambán.

EL jefe del Ejecutivo ha expuesto que la reforma puede servir para establecer hechos diferenciales "siempre que no impliquen diferencia por parte de los españoles en el acceso a los derechos" ya que "no aceptaré una reforma que introduzca factores de desequilibrio entre ciudadanos". También ha apostado por crear "una verdadera cámara de representación territorial".

El presidente de Aragón ha opinado que "nos equivocamos" si el problema de Cataluña "lo circunscribimos a una patología que ha puesto en jaque la constitución de 1978" y que "con una reforma se curaría a España de esa patología", sino que la cuestión "tiene más raíz histórica, más calado, más entidad" y "no hay vacuna contra el separatismo que tenga la potencia suficiente para acabar con ese problema".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha