eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno rehúye defender en el Congreso la candidatura de Guindos al BCE

La vicepresidenta deriva al propio ministro una pregunta parlamentaria de Alberto Garzón pese a que el titular de Economía estaba ausente y no podía contestar

- PUBLICIDAD -
Rajoy arropará a De Guindos tras el caso Soria en la presentación de su libro sobre la recuperación de España

El presidente del Gobierno, junto al todavía ministro de Economía, Luis de Guindos.

Alberto Garzón tenía previsto cuestionar este miércoles a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por la candidatura del todavía ministro de Economía, Luis de Guindos, al Banco Central Europeo. La pregunta estaba planteada desde la semana pasada. Pero el martes, a última hora, la  número dos de Mariano Rajoy optó por endosársela al propio Guindos. Una prerrogativa del Gobierno que, en este caso, ha impedido hacer la pregunta. El titular de Economía estaba de viaje en Bruselas para hacer  lobby a favor de su candidatura.

En las sesiones de control las preguntas de los grupos parlamentarios se plantean de forma colegiada al Gobierno, aunque los diputados suelen señalar a qué ministro se dirige. Es potestad del Ejecutivo, no obstante, plantear que sea otro de sus miembros quien responda una cuestión determinada por entender que es más adecuado a su departamento. Y también suele ocurrir que un ministro herede las preguntas de un compañero ausente. 

El Reglamento del Congreso establece que el movimiento de las preguntas debe ser "motivado". Y en este caso no se daban ninguna de las habituales circunstancias que lo propician, según señalan desde Unidos Podemos.

El texto de la pregunta del coordinador de IU era el siguiente: "¿Piensa el Gobierno que la elección de Luis de Guindos como vicepresidente del BCE servirá para que la autoridad monetaria oriente su política a mejorar el bienestar de la ciudadanía europea?".

Garzón quería saber el parecer del Ejecutivo. Por eso pregunta a la vicepresidenta, explican desde IU a eldiario.es. Incluso apuntan a que otro ministro, como el portavoz Íñigo Méndez de Vigo, les hubiera valido. Pero nunca el propio Guindos porque la cuestión versaba sobre su idoneidad.

Pero tampoco se daba la segunda premisa porque precisamente Guindos no iba a acudir a la sesión de control. Es decir, Sáenz de Santamaría no solo se ha quitado de encima la pregunta sino que ha hecho imposible que sea respondida.

Garzón, quien ha pedido amparo a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, podrá repetir su pregunta la próxima semana. En su carta a Pastor, Garzón muestra su "perplejidad" porque "de manera inexplicable" se derive la pregunta" al propio Luis de Guindos". "Nos encontrábamos así con que una pregunta al Gobierno sobre la idoneidad de uno de sus ministros para un puesto de responsabilidad en Europa la iba a contestar... ¡el propio ministro!", zanja la misiva.

Luis de Guindos nunca ha sido una de las personas de confianza de Sáenz de Santamaría. Durante la crisis provocada por el exministro José Manuel Soria, y su fallida candidatura al Banco Mundial, se volvieron a poner de evidencia los dos bandos que hay dentro del Gobierno de Rajoy.

Y Guindos no estaba en el de la vicepresidenta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha