eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Mali promete una investigación sobre el abuso militar

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de Mali promete una investigación sobre el abuso militar

El Gobierno de Mali promete una investigación sobre el abuso militar

El Ministerio de Defensa de Mali se comprometió a investigar presuntos abusos graves por parte de sus fuerzas de seguridad en operaciones contra el terrorismo, "un paso significativo hacia la rendición de cuentas", celebró hoy la organización Human Rights Watch (HRW).

Según investigaciones de HRW, desde finales de 2016 las fuerzas malienses cometieron ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias contra personas acusadas de apoyar a grupos armados yihadistas.

La organización, que mantuvo reuniones con el Ministerio de Defensa de Mali, así como con altos funcionarios militares, dijo que los malienses "expresaron su intención de abrir una investigación" sobre dichas acusaciones, a fin de llevar a los perpetradores ante la justicia.

"El apoyo expreso del Ministerio de Defensa de Malí para investigar presuntos abusos militares reconoce que las operaciones antiterroristas dependen del respeto por los derechos humanos", dijo la directora asociada de HRW para África, Corinne Dufka, en un comunicado desde Nairobi.

Sin embargo, Dufka apuntó que para la "plena rendición de cuentas", estos procedimientos disciplinarios deberían ir acompañados de investigaciones criminales por parte del Ministerio de Justicia.

Además, Defensa se comprometió a tomar otras medidas para evitar nuevas violaciones, como ordenar a los comandantes de las tropas que entreguen a la policía militar cualquier persona arrestada en estas operaciones, que los comisarios presenten informes mensuales sobre violaciones de derechos humanos, y aumentar la capacitación en derechos humanos del personal militar desplegado.

Además, en un adelanto de una nueva investigación que aún está llevando a cabo, HRW apuntó a "serios abusos" por parte de grupos yihadistas en el centro del país, que incluyen ejecuciones sumarias de civiles y soldados capturados, destrucción de escuelas y reclutamiento y uso de niños como soldados.

Por ello, HRW instó a las fuerzas militares de Malí, Mauritania, Burkina Faso, Níger y Chad a coordinarse bajo la fuerza conjunta del grupo de cinco países del Sahel (G5-Sahel) para combatir a los grupos armados en la región, así como a hacer que para estos Gobiernos la justicia sea una prioridad.

"El aumento de la actividad de grupos armados yihadistas en el centro de Mali y el Sahel muestra que el respeto militar por los derechos básicos es crucial para restablecer la confianza pública en las autoridades estatales", añadió Dufka.

La situación en Mali es inestable desde el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los yihadistas fueron teóricamente expulsados gracias a una intervención internacional encabezada por Francia en enero de 2013, pero extensas zonas del país siguen escapando al control del Estado, de lo que se aprovechan grupos terroristas que perpetran ataques contra las fuerzas malienses y efectivos de la misión de la ONU en Mali (Minusma).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha