eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Inteligencia se desmarca de Netanyahu y atribuye violencia a "frustración"

- PUBLICIDAD -
El Ejército israelí cierra la estación de radio de Al Fatah en Hebrón

El Ejército israelí cierra la estación de radio de Al Fatah en Hebrón

El servicio de inteligencia del Ejército israelí atribuye la actual ola de violencia en la región a la "frustración" de los jóvenes palestinos y a su sensación de que "no tienen nada que perder", informa hoy en exclusiva el diario Haaretz.

Según este medio, el jefe de ese influyente organismo de seguridad, el general Herzi Halevi, compareció el domingo ante el Consejo de Ministros del Gobierno de Benjamín Netanyahu y afirmó que ésa era una de las razones, en contra de la postura oficial del ejecutivo que la atribuye a la "incitación" y al "odio" anti-israelí.

Varias fuentes que participaron en la reunión confirmaron al diario que Halevi insistió en que la juventud palestina está desesperada por la situación y "siente que no tienen nada que perder" cuando salen a un ataque contra Israel.

Otra causa que perfiló el alto mando, uno de los más influyentes dentro del estamento militar, es la información que circula por las redes sociales y los vídeos de ataques cometidos por otros, un fenómeno que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) tiene problemas para afrontar porque los jóvenes también sienten recelo de su liderazgo.

Sobre el papel de Abás, que ha sido acusado por Netanyahu y otros ministros israelíes de alentar a la violencia con denuncias "infundadas" de que se ha violado el statu quo en la Explanada de las mezquitas de Jerusalén, Halevi explicó que por un lado ordena a sus fuerzas evitar atentados para mantener la calma en Cisjordania.

"Pero por el otro tiene otros organismos que siguen trabajando para mantener algún tipo de actividad en el terreno", valoró.

La postura de Halevi, que se enfrentó en la reunión a uno de los ministros más derechistas, representan a decir del diario la opinión de otros cuerpos de seguridad, aunque el Gobierno israelí las rechaza.

El pasado 8 de octubre en una conferencia de prensa Netanyahu dijo que era resultado de "una salvaje y falsa incitación por (el movimiento islamista) Hamás, la ANP, varios países de la región y el Movimiento Islámico de Israel", un argumento que ha reiterado desde entonces en varias ocasiones.

La ola de violencia comenzó en septiembre en torno a la histórica disputa entre israelíes y palestinos por la Explanada, y se agravó a partir del 1 de octubre con incesantes manifestaciones contra la ocupación y una ola de apuñalamientos de israelíes en Cisjordania, Jerusalén Este e Israel.

Desde entonces han muerto 73 palestinos, al menos la mitad atacantes o supuestos atacantes de israelíes, y el número de heridos supera los 2.240, de ellos unos 2.000 por heridas de balas y balas recauchutadas, indican los últimos datos del Ministerio de Sanidad en Ramala.

En el lado israelí, el balance de muertos asciende a diez personas, a los que se unen un emigrante eritreo y un atacante árabe-israelí. Los heridos superan los 140, según el servicio de emergencia Maguen David Adom (equivalente a la Cruz Roja).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha