eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Malasia mantendrá y reforzará la controvertida ley de sedición

- PUBLICIDAD -
Malasia mantendrá y reforzará la controvertida ley de sedición

Malasia mantendrá y reforzará la controvertida ley de sedición

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, dijo hoy que mantendrá la controvertida ley de sedición y que la reforzará para proteger la santidad del islam y otras religiones, así como la integridad territorial, informaron medios locales.

Najib había anunciado en 2012 la sustitución de esta norma, considerada por la oposición como una herramienta para restringir la discrepancia política, para garantizar el equilibrio entre libertad de expresión y la gestión de la diversidad del país.

Durante el congreso anual de la Organización Nacional para la Unidad Malaya (UMNO), que gobierna el país desde la independencia en 1957, el primer ministro dijo hoy, sin embargo, que no solo no derogará la ley sino que ampliará sus competencias en dos áreas.

Una de ellas será para garantizar "una mayor preservación de la santidad del islam como religión oficial y la prohibición de insultar otras religiones", dijo Najib en declaraciones recogidas por el diario "The Star".

El otro refuerzo de la ley será para tomar acciones "contra los que insinúen que Sabah y Sarawak deben dejar Malasia", en referencia a las dos estados malasios situados en la isla de Borneo.

Human Rights Watch (HRW) criticó el anuncio de Najib, al que recriminó que confíe en la violación de derechos y poner fin a la libertad de expresión en asuntos políticos y sociales como estrategia para mantenerse en el poder.

"Puesto que la ley permite al Gobierno declarar casi todo como sedicioso, activistas y opositores pueden enfrentarse a una nueva persecución que sería discriminatoria y políticamente motivada", dijo el subdirector para Asia de HRW, Phil Robertson, en un comunicado.

"Esto supone un gran revés para los derechos humanos que degradará seriamente la ya débil reputación de Malasia entre la comunidad internacional", añadió Robertson.

La ley de sedición, introducida por la autoridad colonial británica en 1948, persigue actos y declaraciones que inciten agitación política, tensiones raciales o religiosas, o insulten a los sultanes y gobernantes tradicionales con penas de hasta 3 años de cárcel.

El 60 por ciento de los malasios practica el islam, mientras que el resto practica el budismo (19%), cristianismo (9%), hinduismo (6%) y taoísmo (2,6%).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha