eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

María Chamón pide "justicia" a Catalá, quien espera una pronta resolución

- PUBLICIDAD -

La madre de una de las jóvenes asesinadas en Cuenca en agosto, María Chamón, ha pedido hoy al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que se haga "justicia" por la muerte de su hija, Laura del Hoyo y su amiga Marina Okarinska, mientras que el ministro confía en "una resolución judicial pronta".

Durante un encuentro informativo con los medios de comunicación en Cuenca, provincia por la que encabeza la lista del Partido Popular al Congreso de los Diputados, Catalá ha reconocido que el doble asesinato es un caso "dolorosísimo", pero que ha demostrado que la cooperación internacional y la labor policial han funcionado "de manera extraordinaria".

Al salir de este encuentro en un hotel le esperaba la madre de Laura, que ha pedido al ministro que "se haga justicia" y en especial ha insistido en que el único imputado por el doble crimen, Sergio Morate, "se pudra en la cárcel y no vuelva a ver la luz del sol".

En declaraciones a los medios tras hablar con el ministro, María Chamón ha instado a que Morate "lo pague muy duro y que no salga jamás de la cárcel, porque si no hubiera salido anteriormente como salió, quizás esto no habría pasado".

"A mí me han quitado a mi hija, me la han arrebatado y de las peores maneras, sin motivos y sin razones", ha denunciado Chamón.

Chamón ha tildado varias veces a Morate de "criminal asesino", y ha afirmado: "No me da ninguna pena, ni él, ni los que lo protegen, ni su familia, porque la pena la tengo yo".

"Con esta gente deberían de acabar ya. Yo le hacía lo mismo que él le ha hecho a mi hija y a Marina. Porque ¿quién le está pagando la cárcel? Todos los españoles. Allí a comer, a beber y a estar protegido; él ve la luz del sol, y su madre, por muy criminal que sea su hijo, irá a verlo. Pero yo a mi hija no la puedo ver", ha lamentado.

La madre de Laura está también convencida de que "hay implicados por ahí, seguro. Que lo averigüen y que los busquen", y ha reconocido que no sabe "nada, y quiero que me digan la verdad, cómo lo hizo, porque mi hija salió de casa y no ha vuelto más".

Chamón ha explicado que ha acudido al hotel donde sabía que estaba el ministro porque quería pedirle justicia.

Catalá ha reconocido que "nadie puede devolver la vida a las víctimas", pero ha confiado en que "haya una sentencia que en justicia atribuya la condena que corresponde a la persona que ha cometido un crimen tan execrable como éste".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha