eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU pide apoyo a la UE para responder a los daños por los huracanes en el Caribe

- PUBLICIDAD -
La ONU pide apoyo a la UE para responder a los daños por los huracanes en el Caribe

La ONU pide apoyo a la UE para responder a los daños por los huracanes en el Caribe

El director general para América Latina del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, Miguel Barreto, pidió hoy apoyo a la Unión Europea (UE) para las operaciones de respuesta a los daños causados por los huracanes Irma, María y José en el Caribe, que requieren "urgentemente" 20 millones de dólares.

"Todavía hay millones de personas que requieren apoyo", dijo a Efe Barreto en Bruselas, donde hoy terminó una ronda de contactos para conocer la situación sobre el terreno y remarcar las necesidades financieras del programa.

El diplomático peruano recordó que parte de los territorios afectados "son europeos", como la isla de San Martín (que comparten Francia y Holanda) o las Islas Vírgenes Británicas, y señaló que la cooperación con Europa es "muy importante por muchas razones".

El comisario europeo de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, afirmó que la UE "está comprometida desde el principio" con los afectados y sigue "de cerca" la evolución de la situación en Centroamérica.

La visita de Barreto, que se ha reunido con miembros técnicos de la Comisión Europea y del Servicio Europeo de Acción Exterior ha estado "orientada a conseguir recursos y apoyar la respuesta de emergencia" de las Naciones Unidas, afirmó, y recordó que el PMA lo financian voluntariamente los países y que la UE es "uno de los principales donantes a nivel mundial".

El director general del programa estimó que los países afectados tardarán "al menos" décadas en recuperar su desarrollo, y subrayó la necesidad de cooperación de la comunidad internacional.

"El impacto de un huracán en un Estado-isla genera espacios muy largos de recuperación porque las actividades principales destinadas al turismo van a estar limitadas por un tiempo y las actividades agrícolas de subsistencia nacional también", explicó.

Añadió que "el tiempo" de recuperación dependerá "de la capacidad de financiamiento y de implementación de los programas, pero genera sin duda una hipoteca a medio y largo plazo porque depende no solo de ellos".

Barreto explicó que la actividad del PMA está actualmente concentrada en los grupos que requieren ayuda en la fase de socorro tanto en Cuba como en las islas del Caribe, y resaltó la necesidad de "fortalecer los sistemas de prevención y respuestas nacionales de los Estados".

"Un desastre natural causado por el cambio climático rompe las estructuras de defensa básicas de las producciones más vulnerables, afecta directamente la capacidad de acceso y producción de alimentos", señaló, y aludió a problemas colaterales como las migraciones por falta de abastecimiento y lo daños a largo plazo, especialmente en los niños.

Barreto incidió en el impacto en la agricultura y en cultivos como el banano, la yuca, el café y, en el caso de Cuba, granos como el maíz o el frijol, que han perdido parte de la siembra dado que los desastres ocurrieron en temporada de cosecha.

El diplomático mencionó, en particular, la devastación causada por el huracán María en Dominica, de poco más de 70.000 habitantes, donde se ha registrado una destrucción del 80 % de los edificios y un desabastecimiento alimentario que requiere "ayuda urgente".

El PMA prepara una operación en el país para asistir a 25.000 personas en los próximos meses.

La respuesta de la ONU incluye medidas de recuperación de cultivos, en colaboración con la FAO, "para poder generar programas rápidos de entrega de semillas".

"La intención es que las personas que dependen directamente de la agricultura no migren a las ciudades", subrayó.

Además, indicó que en América Latina ya existe un problema de "subnutrición acentuado", con más de 36 millones de personas "que se acuestan con hambre", y que se multiplica con estos desastres.

Barreto mostró su preocupación ante la ola "inusual" de huracanes de categoría 5 (la más alta) cuando "la temporada aún no ha concluido y el pico ha sido generalmente el mes de octubre" y destacó la relación entre estos desastres y el cambio climático.

"Evidentemente, el exceso de estos huracanes se debe al calentamiento de las aguas, y esto tiene una vinculación directa con el cambio climático", manifestó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha