eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU alerta sobre el riesgo de que 300.000 sirios queden cercados en Alepo

- PUBLICIDAD -
La ONU alerta sobre el riesgo de que 300.000 sirios queden cercados en Alepo

La ONU alerta sobre el riesgo de que 300.000 sirios queden cercados en Alepo

La ONU dijo hoy que existe el riesgo de que 300.000 personas queden militarmente cercadas en Alepo, donde una ofensiva de las fuerzas gubernamentales sirias, apoyadas por bombardeos aéreos rusos, se encuentra en su segunda semana.

El objetivo es recuperar las zonas que se encuentran bajo control de grupos rebeldes o imponerles un cerco militar que les obligue, tarde o temprano, a rendirse o abandonar el lugar, como ha ocurrido en los últimos meses en otras localidades de Siria.

Además, la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas confirmó que unas 51.000 personas han sido desplazadas por los ataques en Siria y que se ha informado de la muerte de decenas de civiles.

"También hemos recibido numerosos reportes de destrucción de infraestructura civil, incluyendo al menos tres clínicas y dos panaderías desde la última ronda de ataques", declaró el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Husein.

"Las partes combatientes están cayendo constantemente en nuevos abismos, sin que aparentemente les importe en nada la muerte y destrucción que están causando en todo el país", denunció.

Asimismo, Zeid dijo que "cientos de miles de civiles en otras partes de Siria están en condiciones terribles", sobre todo en los lugares sitiados por el Gobierno y grupos afines a él, así como por grupos opositores, incluyendo al grupo yihadista Estado Islámico.

La ONU describió que en Muadamiya al Sham, una localidad a pocos kilómetros de Damasco, 35.000 civiles están sitiados desde diciembre, soportando "intensos bombardeos y ataques aéreos".

Allí, sostuvo la ONU, al menos cinco niños y un adulto han muerto "como resultado directo de la malnutrición" y 25 menores de dos años están sufriendo gravemente de esa condición y de problemas de salud derivados del hambre.

En Madaya han muerto 26 personas por malnutrición desde que empezó el año, a pesar de que en enero entró allí un importante convoy humanitario.

La ONU señaló que hay allí 3.000 personas que "necesitan ser evacuadas inmediatamente".

En Deir al Zur, otra localidad en el noreste del país, la ONU ha recibido informes sobre la ejecución de "varias personas" por parte del Estado Islámico, que las que acusaba de supuesto tráfico de comida.

El grupo terrorista tiene sitiadas en ese área a más de 200.000 personas que sufren de escasez de agua y de la falta total de electricidad.

Sobre Fua y Kefraya, señaló que, aunque alguna ayuda pudo entrar a mediados de enero, la situación es crítica para unos 20.000 civiles sitiados por el Frente Al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) y por el grupo armado Libres de Sham.

Según la ONU, "han lanzado una amenaza de que masacrarán a los habitantes en venganza por las acciones del Gobierno contra las zonas que controlan".

En estas circunstancias, Zeid enfatizó que "someter a hambruna de forma deliberada a los civiles" es un método de guerra que viola las reglas del derecho internacional.

Instó, por todo ello, a que se reanuden las conversaciones de paz en Ginebra tan pronto como sea posible.

"Es inconcebible que las partes del conflicto ni siquiera puedan sentarse alrededor de una mesa cuando, por sus acciones, más de 250.000 personas han muerto y el resto de la población está sometida a sufrimientos tan extremos", enfatizó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha