eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP cree "correcto" que la Fundación reclame el 'Fortuna', ya que la donación estaba condicionada a un uso determinado

La portavoz del grupo parlamentario popular, Mabel Cabrer, ha señalado este martes que "le parece correcto" que la Fundación Turística y Cultural de Baleares reclame la devolución del yate 'Fortuna' al Rey, Don Juan Carlos, teniendo en cuenta que se trató de una donación "modal o finalista", es decir, que estaba condicionada a un "uso determinado", para el uso exclusivo del Rey o su familia.

- PUBLICIDAD -
El PP cree "correcto" que la Fundación reclame el 'Fortuna', ya que la donación estaba condicionada a un uso determinado

En los pasillos del Parlamento balear, la portavoz del PP se ha referido de esta forma a la petición que realizaron este lunes los empresarios que en el año 2000 donaron el yate al Rey y que han acordado por unanimidad solicitar al Consejo de Administración del Patrimonio Nacional la devolución de la embarcación a los activos de dicho organismo, después de que Don Juan Carlos haya renunciado a la misma.

"No se daba en general para usos del Ministerio de Defensa ni del Patrimonio Nacional, sino que se donó para el uso exclusivo del Rey y de su familia", ha apuntado Cabrer, quien ha añadido que "desde el momento en que ese uso no se va a dar y hay una serie de derechos jurídicos, es correcto que sí se reclame", ha insistido.

"A partir de aquí, será una cuestión jurídica determinar si existen esos derechos o no, si acaba o no en un contencioso, pero me parece correcto que una Fundación reclame si considera que tiene derecho a que se revierta porque se donó para unos usos determinados que ahora se van a dejar de ejercer", ha apuntado al respecto.

REGALO DE LOS EMPRESARIOS MALLORQUINES

El monarca recibió el 'Fortuna' como regalo de un grupo de empresarios mallorquines en el año 2000, para sustituir al anterior 'Fortuna' que Don Juan Carlos había recibido también como obsequio del Rey de Arabia Saudí a finales de los años 70. Hubo un primer 'Fortuna', con el que el entonces Príncipe de España compitió en unos Juegos Olímpicos de Munich de 1972 y que acabó siendo donado al Museo Olímpico de Barcelona.

Construido por los astilleros de Izar en San Fernando (Cádiz), el yate del que se ahora se desprende tiene una cubierta principal con un salón noble, un comedor, una cocina y un gran puente de mando. En el piso inferior, tiene cuatro camarotes, dos reservados para el Rey y sus invitados, que ocupan toda la manga, y otros dos a ambas bandas del pasillo central.

Según han indicado fuentes de Casa Real, en 2012 el Rey sólo navegó con el 'Fortuna' un solo día, el 13 de agosto. Ese día, el monarca almorzó en alta mar con la tripulación del barco, que permaneció unas ocho horas navegando.

Los técnicos de mantenimiento habían aconsejado mover el yate, que llevaba ya mucho tiempo sin salir de puerto, y el monarca decidió acompañar a la tripulación, según informó entonces Zarzuela. Desde que se decidió recortar gastos, la Familia Real salía a navegar con el 'Fortuna' de forma excepcional, ya que llenar el depósito del yate cuesta unos 25.000 euros. En su lugar utilizaban la lancha 'Somni', propiedad del armador Josep Cusi, que éste pone a disposición del Rey todos los veranos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha