eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE sólo niega pactos con el PP, su "adversario principal", y dice que combatirá las "mentiras" de Podemos

Dice que hará campaña "con la verdad por delante", proponiendo un "cambio con garantías" para proteger a la clase media y trabajadora

- PUBLICIDAD -

El PSOE se presenta a las próximas elecciones autonómicas y municipales con un proyecto propio y no se plantea "con quién" va a pactar, sino "para qué". Pero, desde ya, niega la posibilidad de hacerlo con el PP, al que ve como su "principal adversario" en esta contienda, por sus recortes y su política propia de "la derecha más extrema". Mientras tanto, no hace extensivo este compromiso a Podemos, aunque sí recalca que combatirá a aquellos que "prometen falsos paraísos y soluciones milagrosas", en clara referencia al partido de Pablo Iglesias, al que no cita.

Así consta en un documento de estrategia electoral elaborado por el PSOE, al que ha tenido acceso Europa Press, que sigue la línea abierta por el secretario general, Pedro Sánchez, en la Conferencia Autonómica del pasado fin de semana en Valencia. Los socialistas centran sus ataques en el PP y sus políticas y dejan en un segundo plano a la nueva formación política, cuyo nombre ni siquiera aparece en el argumentario.

"Nuestro adversario principal es el PP y su política", señala el texto, que insiste en que las reformas que necesita España no pueden "venir de un Gobierno, un Partido Popular y un presidente cada día más asediado por la corrupción y más ensimismado" y que ha convertido a España en "el país más desigual de Europa".

Eso sí, también subraya que el cambio "tampoco vendrá de quienes no ofrecen más proyecto" que lanzar a "unos contra otros, que no reconocen los aciertos pasados, que buscan culpables pero no tienen propuestas de futuro".

"Frente al inmovilismo y el nihilismo: socialismo", recalca el documento, que insiste en que sólo el PSOE puede ofrecer el "cambio seguro" que necesita España y puede conectar "con las aspiraciones de la mayoría". Su compromiso, afirma, es "con la clase media y trabajadora que forma la gran mayoría social de España".

Por eso, afronta las autonómicas y municipales con un proyecto propio, sin plantearse con quién va a poder pactar después, sino "para qué". "Nuestro compromiso es la mayoría, el PSOE es la izquierda que atrae al centro que quiere cambios", insiste.

Y por eso, porque los socialistas "siempre" han luchado contra los que "sistemáticamente benefician a una minoría en perjuicio de la clase media y trabajadora", subrayan que su "adversario principal" es el PP y niegan la posibilidad de pactos con este partido.

"No vamos a pactar con los que han recortado derechos, con los que han mentido y perjudicado tanto a la clase media y trabajadora. No vamos a pactar con quien destruye lo que hemos construido entre todos. No vamos a pactar con los que hacen políticas de la derecha más extrema", afirman.

PODEMOS MIENTE "CON EL ÚNICO INTERÉS DE ALCANZAR EL PODER"

Mientras tanto, no habla de pactos con Podemos, aunque sí recalcan que combatirá "las mentiras de quienes, aprovechando la angustia y la indignación de la gente, prometen falsos paraísos y soluciones milagrosas".

En esta campaña, continúa, responderán a "los que sólo buscan culpables pero son incapaces de buscar soluciones; los que recurren a la mentira con el único interés de alcanzar el poder; los que fragmentan el voto de la izquierda y benefician a la derecha".

Los socialistas creen que "una política digna" no es "decir a la gente lo que quiere escuchar, sino decir la verdad", y por eso aseguran que harán esta campaña yendo "con la verdad por delante". "Diremos a la gente lo que tiene que saber, no lo que quiere oír", afirma.

UNA CAMPAÑA "POSITIVA" Y CON "PROPUESTAS CREÍBLES"

"El PSOE es un partido de gente honrada, un partido pegado a la realidad y con propuestas creíbles", sostiene el documento, que propone a sus dirigentes territoriales "una campaña positiva, intensa, de esperanza y de cambio".

Se trata, insisten, de ofrecer "un cambio profundo, solvente y seguro". No es la demolición de la democracia constitucional construida "con tanto esfuerzo", no es "una ruptura sino una reforma audaz, un cambio con garantías".

El PSOE hace un balance "nefasto para la mayoría" de la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy. En el documento, reconocen y se alegran por que "la economía repunta" y las cosas "empiezan a ir mejor", pero apostillan que es "a pesar de del PP" y no gracias a este Ejecutivo y recalcan que la "crisis social" está muy lejos de solucionarse.

LOS "CUATRO DUROS GOLPES" DEL PP A LA CLASE MEDIA

De hecho, subrayan que la batalla a la desigualdad no la a a ganar un Gobierno que "ha demostrado ser el enemigo número uno de la clase media y trabajadora", a quien ha asestado "cuatro duros golpes" durante sus años en el poder, hasta convertir a España en "el país más desigual de Europa".

En concreto, el PSOE critica los recortes en justicia, educación, dependencia y sanidad pública; la reforma laboral que "ha precarizado el empleo y ha degradado las condiciones de trabajo de la mayoría"; la reforma fiscal que "beneficia a quienes más tienen mientras perjudica al 90% de la población española", y la reforma del sistema de pensiones que hace "una auténtica voladura" del sistema.

Los socialistas insisten en su tesis de que las cosas se podían haber hecho de otra manera y recalcan que así se está viendo donde el PSOE gobierna. "Hay dos maneras de hacer las cosas: la de la derecha del PP, que recorta derechos e inversiones que deberían proteger a la mayoría social mientras beneficia a la élite, y la progresista que defendemos los socialistas, que distribuye con equidad cargando el esfuerzo en quien más tiene y apoyando a quienes más lo necesitan", afirman.

Y Asturias y Andalucía, afirman, "son la mejor prueba de ello", porque "aunque las dificultades económicas han sido las mismas, las respuestas han sido distintas" y "se ha hecho un reparto más justo de los esfuerzos".

Como ejemplo, señalan que mientras en Madrid se puso en marcha "el mayor proceso privatizador de la sanidad en España", en Asturias "se abren dos hospitales". "Las únicas comunidades donde se han mantenido la sanidad universal son Andalucía y Asturias".

Y mientras los recortes en educación "son generalizados en el PP", Asturias "mantiene y consolida la red de escuelas de 0 a 3 años y congela la subida de las tasas universitarias", y en Andalucía "un millón de niños y niñas siguen teniendo libros de texto gratis".

Por eso, el PSOE anima a sus dirigentes a defender que "votar al PSOE es contribuir a revertir el incremento indecente de la desigualdad en España", es "recuperar los derechos perdidos con la reforma laboral" y "mejorar la eficiencia de los servicios públicos sin recortar prestaciones". En definitiva, es "garantizar que la clase media y trabajadora que ha pagado la crisis no continúe pagando la salida de la crisis".

Con este proyecto, el PSOE afirma que sale "a ganar" las próximas elecciones y sostiene que lo va a conseguir, convirtiéndose en la primera fuerza en Andalucía en marzo y después haciendo lo mismo en mayo.

Los socialistas creen que van a gobernar en más ayuntamientos y comunidades autónomas", porque están recuperando la confianza de los españoles. "Hemos dejado de contar los votos que perdimos y estamos contando los votos que estamos ganando", recalca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha