eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Proyecto de ley contra discriminación reabre la polémica en Paraguay

- PUBLICIDAD -
Proyecto de ley contra discriminación reabre la polémica en Paraguay

Proyecto de ley contra discriminación reabre la polémica en Paraguay

Un proyecto de ley contra la discriminación que abordará el jueves el Senado paraguayo ha reabierto un debate en el país sobre los derechos de los homosexuales.

Sus impulsores enfatizan que el documento reglamenta la garantía constitucional a no ser discriminado y no trata los matrimonios entre personas del mismo sexo, el aborto o las adopciones.

"Paraguay es el único país de esta región del mundo que aún no cuenta con una ley contra toda forma de discriminación", aseveró hoy la organización no gubernamental Amnistía Internacional.

Es un argumento que repitió hoy el senador Carlos Filizzola, del partido opositor País Solidario, que impulsa el proyecto desde hace años. La ley ofrece protección contra conductas discriminatorias y procedimientos para denunciarlas.

En cambio, sus detractores, agrupados en la coalición "Foro de diálogo civil", consideran que el proyecto "esconde en el fondo la ideología gay (de género) y castiga a todo aquel que no esté de acuerdo con ella".

Ese Foro ha convocado una concentración de rechazo para mañana frente al Congreso.

La Conferencia Episcopal Paraguaya se alineó hoy expresamente del lado de ese Foro, al pedir a los senadores que rechacen el proyecto, porque a su juicio "pone en riesgo los derechos consagrados en la Constitución".

"No se pueden abrir resquicios legales que socaven los valores sobre los que se cimenta la nación paraguaya y que tiene a la familia como su núcleo fundacional y fundamental", afirman los obispos católicos en un comunicado.

El proyecto de ley ha reabierto una disputa que ya se vivió en el país el pasado junio, con motivo de la votación en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tuvo lugar en Asunción, de una resolución que condenaba todas las formas de discriminación por motivos de orientación sexual.

Aunque ese documento no mencionaba el matrimonio entre personas del mismo sexo, organizaciones católicas y evangélicas afirmaron que abría la puerta a su legalización.

El Gobierno paraguayo no apoyó la resolución de la OEA, impulsada por Brasil, que aun así fue aprobada en la Asamblea.

Durante la reunión de cancilleres de la OEA, miles de católicos y evangélicos llevaron a cabo marchas en Asunción a favor de las bodas tradicionales y contra el aborto, mientras que también hubo concentraciones de personas a favor de la resolución, aunque menores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha