eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy no tiene intención de retirarse como candidato: "No daré un paso atrás"

El presidente del Gobierno en funciones asegura se encuentra "estupendo" y seguirá al frente del PP, pese a los comentarios de Ciudadanos para que su partido cambie de candidato

Rajoy pretende ponerse en contacto con Pedro Sánchez tras las elecciones gallegas y vascas y califica como "inviable" una alternativa del PSOE

El presidente del PP apunta que intentará mantener el pacto con Ciudadanos que los de Albert rivera ya dan por roto

- PUBLICIDAD -
Rajoy no dará un paso atrás ni renunciará a la investidura por "una razón puramente democrática"

Rajoy no dará un paso atrás ni renunciará a la investidura por "una razón puramente democrática"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no dará un paso atrás ni renunciará en ningún momento a intentar ser investido y evitar unas terceras elecciones por una razón "puramente democrática" y porque considera que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no puede construir una alternativa.

En consecuencia, y aunque reconoce que puede parecer imposible que Sánchez cambie de actitud y le permita ser reelegido, seguirá intentando convencerle. Rajoy pretende volver a ponerse en contacto con él tras las elecciones gallegas y vascas del 25 de septiembre porque cree que la colaboración del PSOE es la única opción que existe.

El presidente del PP analizó la situación abierta tras  su investidura fallida en una conversación informal con los periodistas en la ciudad rusa de Kazán durante la escala para repostar que hizo el avión de la Fuerza Aérea Española en el que se trasladó hasta la ciudad china de Hangzhou para participar en la cumbre del G20 que comienza hoy.

El presidente del Gobierno en funciones no se plantea la posibilidad de dar paso a otro candidato del PP a la investidura, como le ha sugerido Ciudadanos, y asegura que ni Pedro Sánchez ni Albert Rivera le han expuesto cara a cara una propuesta de ese tipo.

La polémica por el nombramiento del exministro José Manuel Soria (que renunció tras su relación con los Papeles de Panamá) para un puesto en el Banco Mundial tampoco han provocado que Rajoy se eche a un lado. En el mismo encuentro con los periodistas opinó que sería injusto no dejar que Soria opte a este puesto.

No garantiza que se presente a una nueva investidura porque depende del Rey. "No puedo decir lo que voy a hacer cuando todavía no lo sé", comentó.

Candidato también si hubiera elecciones

Y aunque no desea las terceras elecciones, garantizó que, si se convocaran, él pretende ser de nuevo el candidato de su partido.

"Me encuentro estupendo. Yo voy a defender el derecho a gobernar del PP y lo voy a hacer hasta el último momento", subrayó al tiempo que se mostró convencido de que él ha hecho lo que tenía que hacer y lo que se le podía pedir al sumar el apoyo de 170 diputados.

Rajoy confesó que no tenía expectativas de ser investido esta semana tras las reiteradas negativas de Sánchez.

Entre ellas la que le trasladó el lunes pasado y en la que se emplazaron para después de los comicios gallegos y vascos pero, según reconoció Rajoy, sin expectativa alguna de acuerdo. "Fue como decir llueve, hace calor...", ironizó.

Pero una y otra vez repitió que seguirá intentándolo y que el PP no renuncia a formar gobierno "de ninguna manera" por una "razón democrática", ya que ha sido el que ha ganado las elecciones y el único que ha subido en votos.

No ve "factible" una altervativa del PSOE

Ante la posibilidad de que  Sánchez pretenda encabezar una alternativa con las "fuerzas del cambio" -es decir, Podemos y Ciudadanos, a las que apeló el viernes a buscar una solución-, Rajoy reconoció que aritméticamente es posible pero no lo ve factible.

En esa línea, recalcó que con 52 escaños y 2,5 millones de votos menos que el PP, si el PSOE pretende montar una coalición contra el partido que ha ganado sumando a fuerzas políticas que piensan radicalmente distinto en asuntos fundamentales, sería un disparate. "Yo no lo veo", apostilló.

Además, dijo que confía en que no haya otro mes "de juerga" y Sánchez no repita el "show" previo a su intento de investidura de marzo con reuniones con colectivos diversos y no con quienes tienen los votos.

Rajoy prevé llamar a Sánchez aunque se sienta molesto por declaraciones suyas como las que tildaron de "prescindible" su última reunión.

Pero no se pondrá en contacto con otros dirigentes socialistas, y ante la hipótesis de que el Comité Federal del PSOE obligara a rectificar a su líder, aseguró que desconoce si eso pasará y que no lo va a propiciar.

No obstante, reconoció que le llega el malestar de presidentes socialistas de comunidades autónomas por las consecuencias que tiene para ellos, por ejemplo, carecer de nuevos presupuestos del Estado.

Para Rajoy, la actitud de Sánchez no tiene otra explicación que cuestiones internas del PSOE y querer nuevas elecciones porque cree que le iría bien ante una supuesta "bofetada" a Podemos en las urnas.

Conversará "próximamente con Ciudadanos"

Rajoy, que confirmó que habló con Rivera el viernes pasado tras su investidura fallida, explicó que no le sorprendió la intervención del líder de Ciudadanos, duramente criticada por el portavoz del PP Rafael Hernando en el Congreso, y que quedaron en conversar próximamente.

En esa charla "cordial" no hablaron de si apoyaría una supuesta alternativa de Sánchez. "Ni él me dijo nada ni yo se lo pregunté", explicó.

Señaló que pese a que Ciudadanos ha dado por caducado el acuerdo con el PP, él intentará que se mantenga.

Respecto a un posible apoyo del PNV más adelante, insistió en que la opción por la que apuesta es el PSOE y romper con una "extraña historia" de que no puede ponerse de acuerdo con el PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha