eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ratifican la horca a 2 políticos opositores bangladesíes por crímenes de guerra

- PUBLICIDAD -
Ratifican la horca a 2 políticos opositores bangladesíes por crímenes de guerra

Ratifican la horca a 2 políticos opositores bangladesíes por crímenes de guerra

El Tribunal Supremo de Bangladesh desestimó hoy las apelaciones de dos destacados políticos opositores y dio luz verde para que sean ejecutados en la horca por su implicación en crímenes de lesa humanidad durante la guerra de independencia de 1971, informaron fuentes judiciales.

El Supremo ratificó así la pena capital dictada meses antes contra el secretario general de la formación islamista Jamaat-e-Islami (JI), el exministro Ali Ahsan Muhamad Mujahid, y Salauddin Quader Chowdhury, ex diputado en varias ocasiones por la principal fuerza de la oposición, el Partido Nacionalista (BNP).

"No hay impedimentos legales para ejecutar ahora a estos criminales de guerra", subrayó en declaraciones a la prensa el fiscal general Mahbubey Alam, según recogió el portal Bdnews24, tras la emisión del fallo hacia las 11.30, hora local (05.30 GMT).

Tras el veredicto, las autoridades bloquearon las redes sociales Facebook, Whatsapp y Viber, y otras plataformas digitales, una medida que la primera ministra, Sheikh Hasina, ya había avanzado días atrás para dificultar posibles comunicaciones entre grupos extremistas en el país asiático.

El sexagenario Mujahid había sido condenado por planificar la masacre de intelectuales bengalíes al frente de una milicia de apoyo al Ejército de Pakistán, del que Bangladesh era la región oriental y se independizó tras el conflicto de 1971.

El secretario general de JI es el primer condenado que irá a la horca tras haber servido como ministro en un gobierno bangladesí; ocupó entre 2001 y 2006 la cartera de Bienestar Social en el Ejecutivo liderado entonces por el BNP de la actual líder opositora Khaleda Zía.

Chowdhury, por su parte, posee mucha influencia en la segunda ciudad del país, la portuaria Chittagong, y ha desempeñado cargos de parlamentario y también ha sido asesor en un gobierno de la ex primera ministra Zía.

El político fue de hecho arrestado en 2010 cuando todavía ocupaba un escaño y condenado después por delitos de genocidio y asesinato de líderes de la gobernante Liga Awami.

En los nueve meses que duró el conflicto de 1971, que en Bangladesh se conoce institucionalmente como "guerra de liberación", murieron hasta tres millones de personas y cientos de miles de mujeres fueron violadas, según fuentes oficiosas, aunque algunos historiadores rebajan esas cifras.

Los juicios por crímenes de guerra fueron una promesa electoral con la que regresó al poder hace siete años Hasina, hija de la que se considera como figura central del movimiento de independencia.

En el último lustro, la justicia bangladesí ha dictado más de una veintena de penas de muerte y cadenas perpetuas en relación con este episodio de la historia de Bangladesh, que en su mayoría han afectado a líderes islamistas.

El fallo judicial estuvo precedido hoy por un intento de asesinato contra un médico misionero italiano en el norte del país que no ha sido aún reivindicado por ningún grupo, y que supone el tercer ataque contra extranjeros en el país en los últimos meses.

Aquellas acciones fueron supuestamente reivindicadas por el grupo Estado Islámico (EI), aunque el Gobierno de Bangladesh no ha dado credibilidad a esta versión y apunta a una conspiración de las fuerzas opositoras para desestabilizar el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha