eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sanguinetti destaca "relevancia" del rey de España en la transición uruguaya

- PUBLICIDAD -
Sanguinetti destaca "relevancia" del rey de España en la transición uruguaya

Sanguinetti destaca "relevancia" del rey de España en la transición uruguaya

El expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti destacó hoy en una entrevista con Efe la "relevancia" que tuvo para la transición democrática en Uruguay la histórica visita del rey Juan Carlos al país sudamericano en mayo de 1983, al cumplirse 30 años de aquel viaje.

Según Sanguinetti, de 77 años y que presidió su país entre 1985 y 1990, en el primer período tras la dictadura (1973-1985), y entre 1995 y 2000, la transición española fue una "fuente de inspiración" para Uruguay, "no para transplantar modelos", pero sí para importar "el espíritu" de aquel proceso, "que era el de salir en paz".

La llegada del Rey, que en aquel viaje estuvo acompañado por la reina Sofía, fue para el exjefe de Estado uruguayo, del Partido Colorado, uno de los factores claves para la "salida" de la dictadura.

"Fue recibido con mucha simpatía porque estaba en el pináculo de la simpatía después del 23-F", el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 en España, recordó.

Los otros factores fueron el plebiscito convocado por el régimen en 1980 para presentar la dictadura como institucional, que significó el primer revés para los militares, pues lo perdieron, y la elección interna de los partidos políticos en 1982, una medida que "tiene un efecto muy importante porque repolitiza al país".

También sobresalió el acto sindical de masas en la plaza del Obelisco de Montevideo el 1 de mayo de 1983 y ese mismo mes la fallida negociación del Parque Hotel, entre militares y líderes políticos, que sería el preludio del Pacto del Club Naval que en 1984 sellaría el acuerdo para el restablecimiento de la democracia.

En medio del proceso, el 23 de mayo de 1983 se produce la visita de Juan Carlos I, calificada de "delicada" por la prensa española de la época, pues fue recibido por el dictador Gregorio Álvarez pero se reunió también con políticos opositores en la Embajada de España.

"El régimen naturalmente quería transformar la visita del rey de España en un aval de la situación política y nosotros en un episodio positivo para el retorno de la democracia porque el rey era un símbolo de una transición pacifica de la dictadura a la democracia", narró Sanguinetti.

La visita fue "muy llamativa, muy expresiva" y el discurso de Juan Carlos ante el dictador, que "hoy puede parecer un discurso muy normal, en aquella época parecía revolucionario".

"Hablar del retorno de la democracia, de que el Uruguay estaba siguiendo un camino parecido a España, que debía hacerlo pacíficamente, que el diálogo era fundamental, todo aquello dicho delante de un militar tan duro como era Álvarez, apareció como algo muy fresco, muy fuerte", explicó.

A ello se sumó la recepción que el rey brindó a los dirigentes de la oposición, a la que acudió Sanguinetti y que tuvo gran repercusión.

"No bien las (emisoras de) radios dijeron que estaba ocurriendo se llenó una multitud fuera de la Embajada de España. Esas son las cosas que dan aliento en una negociación que estaba siendo trabajosa", pues todavía "cerraban diarios" y se "suspendían semanarios", apuntó.

Una de las anécdotas de aquella visita fue cuando el rey, al salir del hotel para concurrir a la Casa de Gobierno a la única entrevista con Álvarez, abandonó el protocolo y caminó entre una multitud que lo aclamaba.

"Más allá de la persona, el símbolo era fuerte. Felizmente al símbolo se le agregaron luego palabras y gestos. La visita fue muy relevante para que el saldo, desde el punto de vista de la sociedad uruguaya, fuera ampliamente favorable para la idea de la democratización", concluyó el exmandatario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha