eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Santos confía en abrir negociaciones con el ELN y cerrar con las FARC este año

- PUBLICIDAD -
Santos confía en abrir negociaciones con el ELN y cerrar con las FARC este año

Santos confía en abrir negociaciones con el ELN y cerrar con las FARC este año

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó en una entrevista con Efe su confianza en que a lo largo de este año se abran negociaciones formales con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y se cierre el acuerdo con las FARC para que al final de su Gobierno, en 2018, reine la paz en el país.

En vísperas de su visita de Estado a España, que comienza el domingo por invitación del rey Felipe VI y donde recabará más apoyos a su iniciativa, Santos afirmó que las elecciones locales de octubre podrían servir para refrendar los acuerdos con las FARC, siempre que la negociación avance en Cuba al ritmo actual.

Y para esa fecha ya estaría en marcha un diálogo formal con el ELN, la segunda guerrilla.

"Este año vamos a comenzar un diálogo con el ELN, estoy casi convencido de que así será", apuntó el presidente, al aclarar que se encuentran en "la fase secreta", "en la etapa pre Oslo".

Se refirió así al momento previo de hacer públicas las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en agosto de 2012, que se formalizaron en la capital noruega dos meses después.

"Que ha sido difícil no lo niego", dijo sobre el ELN, guerrilla comunista que, precisó, "tiene una estructura diferente, es más de toma de decisiones colectivas, tienen que consultarse entre ellos, tienen otra forma de pensar sobre muchos temas".

"Pero si tienen la voluntad que dicen públicamente vamos a llegar a acuerdos", afirmó el mandatario, quien expuso que ese diálogo avanzaría rápido "porque muchos elementos tienen que ser comunes" respecto a lo negociado con las FARC.

En cuanto al diálogo en La Habana con las FARC confesó que está en un momento decisivo y respondió con un "sí" al ser preguntado si los acuerdos podrían someterse a refrendación en octubre.

"Sería ideal poder utilizar toda la infraestructura de las elecciones para cumplir con ese requisito, pero depende de cuanto hayamos avanzado", recalcó.

El punto más álgido ahora está en la discusión sobre como se tratará a los autores de delitos, y ahí Santos manifestó que "la fórmula mágica es el máximo de justicia que permita la paz"; y eso significa "derecho a la verdad, a la reparación, a la justicia y a la no repetición".

"No es posible el perdón, el olvido, esas amnistías, esos indultos que se lograron en el pasado, hoy eso no es posible; hay que aplicar un tipo de justicia y ese es el meollo del problema y lo más difícil", reveló, para insistir en que "no puede haber paz con impunidad".

Enfatizó que "nadie está hablando de justicia plena, la justicia transicional es un término medio".

Según Santos, las FARC "no quieren ser la primera guerrilla en la historia del mundo que entrega las armas para irse a la cárcel", pero han sido advertidos de que "deben entender que el mundo de hoy exige justicia".

En medio de esa polémica, Santos defendió la propuesta del expresidente César Gaviria de aplicar la justicia transicional no sólo a guerrilleros, sino a todos los responsables del conflicto.

"Si queremos ponerle fin a este conflicto de forma definitiva tenemos que cerrar todo, no podemos dejar puertas abiertas", matizó al mencionar de forma explícita a "los llamados no combatientes: empresarios que financiaron paramilitares o empresas que ayudaron a financiar el conflicto".

A su juicio, esa propuesta es "conveniente y práctica", consciente de que deberá enfrentarse a personajes con mucho poder.

Pero defendió que "la justicia es para todos. Los que contribuyeron al conflicto, si cometieron un delito o si lo que hicieron fue ilegal, tienen que atenerse a las consecuencias".

"Eso es parte del costo que debemos asumir para lograr la paz", advirtió.

El mandatario también reconoció que las FARC "han cumplido con el cese al fuego (implementado antes de Navidad)", pero "infortunadamente siguen extorsionando, traficando, siguen con la minería ilegal".

Y adelantó que "es posible" comenzar con la retirada de minas antipersona incluso antes de firmar un acuerdo definitivo en La Habana.

Con esos avances en su cartera, Santos realizará una visita de Estado a España que sigue a otra oficial, en noviembre, cuando buscó apoyo para la creación de un fondo europeo que financie el postconflicto.

Resaltó que el respaldo de España a la paz colombiana es "fundamental" por su peso político y ser "una ventana hacia la Unión Europea".

"Queremos que el apoyo de España se mantenga, especialmente en el momento difícil que se viene, cuando vamos a tomar decisiones complejas, cuando la comunidad internacional tiene que apoyarnos y ser flexible", puntualizó.

Santos espera de España asesoría en justicia transicional porque lo que ha hecho Colombia "es aprender de otros conflictos, de éxitos y fracasos", y eso ha "permitido avanzar, con mucho cuidado, mucha prudencia, mucha paciencia, pero con mucha contundencia".

El presidente indicó que acogerá en 2016 la Cumbre Iberoamericana con el deseo de que sea la primera de esta naturaleza sin conflicto armado que celebra su país.

"Espero que este año podamos terminar, estoy pensando con el deseo, yo deseo que este año pudiéramos cerrar los acuerdos y poder implementarlos lo más pronto posible", puntualizó.

Santos se imagina a Colombia en 2018, cuando dejara la Presidencia, como "un país más justo, con menos desigualdades, un país ideal para vivir" y con "guerrilleros haciendo política sin armas".

Y a sí mismo como un expresidente respetuoso. "Lo que sí le puedo garantizar es que no voy a molestar a mi sucesor", concluyó Santos en alusión al senador y expresidente que le antecedió en el cargo, Álvaro Uribe, hoy el mayor opositor al proceso de paz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha