eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sarkozy tratará de arrebatar a la izquierda sus feudos departamentales

- PUBLICIDAD -
Sarkozy tratará de arrebatar a la izquierda sus feudos departamentales

Sarkozy tratará de arrebatar a la izquierda sus feudos departamentales

La conservadora UMP del expresidente Nicolas Sarkozy concentra sus fuerzas en arrebatar simbólicos feudos a la izquierda en las departamentales que el próximo domingo vivirán la primera vuelta y en las que todos los sondeos auguran un hundimiento del gubernamental Partido Socialista (PS).

Todo apunta que la derecha puede dar la vuelta al actual reparto de poder local y pasar a controlar el 60 % de los departamentos, el mismo porcentaje que actualmente tiene la izquierda.

Todo ello con permiso del ultraderechista Frente Nacional (FN), que puede aguar la fiesta de Sarkozy en muchos de los territorios.

En unas elecciones tan crípticas, la guinda en el pastel para la Unión por un Movimiento Popular (UMP) sería hacerse con algunos departamentos clave, que otorgarían visibilidad nacional a las elecciones departamentales y podrían ser vendidas como un éxito personal de Sarkozy en sus primeros comicios tras su retorno al frente del partido conservador en 2014.

Es el caso de Corrèze, la cuna electoral del actual presidente, François Hollande; Essonne, donde tiene sus raíces el primer ministro, Manuel Valls; o el cinturón rojo de París, tradicionalmente controlados por socialistas y comunistas.

En esos lugares ha concentrado el fuego Sarkozy, que multiplica en ellos los mítines, sabedor de la importancia emblemática que tendría lograr esos departamentos.

Corrèze sería un símbolo muy claro: en ese departamento rural, tradicionalmente de derechas, el expresidente Jacques Chirac fue muchos años elegido diputado, hasta que en 2008 Hollande se lo arrebató a los conservadores y dirigió el departamento hasta que fue elegido presidente de la República.

En vísperas de la primera vuelta del domingo -la segunda será el día 29-, las fuerzas parecen igualadas. En las municipales del año pasado, la derecha recuperó la mayor parte de las principales localidades de ese departamento con excepción de Tulle, la capital, que permaneció fiel a Hollande.

Recuperar Corrèze sería una presa mayor para Sarkozy, que apoya la campaña contra Hollande que hace en el departamento la ex primera dama Bernadette Chirac, oriunda del lugar y muy arraigada políticamente.

Otro objetivo de la derecha es Essonne, la tierra de Valls, donde fue alcalde durante años y donde el primer ministro ha trabajado duro para presentar una candidatura unida de izquierdas para conservar su feudo.

Tanto Valls como Sarkozy apoyan a los candidatos locales de sus partidos aunque no estén plenamente de acuerdo con ellos. En el caso del primer ministro, se trata de Jérôme Gedj, una de los líderes de la rebelión de izquierdas del PS que hizo temblar a su Gobierno.

Sarkozy ha acudido en apoyo de Georges Tron, un exmiembro de su Ejecutivo que acaba de ser absuelto de las acusaciones de abuso sexual de dos empleadas municipales.

La ambición de la derecha llega también hasta el cinturón rojo de París, centrado en dos departamentos, Seine-Saint-Denis, al noreste de la capital, y Val-de-Marne, al este.

En el primer caso, los sondeos anuncian un resultado ajustado en un bastión controlado desde su creación en 1968 por la izquierda, primero por los comunistas y, desde 2008, por los socialistas, que lo ganaron de la mano del actual presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone.

En las últimas municipales, la derecha, aliada a los centristas, ganaron varias ciudades importantes en una zona donde Hollande logró en las presidenciales de 2012 su mejor resultado, el 65 % de los sufragios.

Val-de-Marne es la cuna electoral del histórico líder comunista Georges Marchais, todo un símbolo del partido que tiene ahí su principal vivero de votos y que es uno de los dos únicos departamentos que gobierna en todo el país.

"Es en Val-de-Marne donde va a arrancar la gran victoria para la reconstrucción de Francia", clamó Sarkozy en un reciente mitin en ese departamento, todo un símbolo de la estrategia del expresidente de cimentar en estas departamentales su primer paso para reconquistar el Elíseo en 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha