eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Socialdemocracia alemana sacó fuerzas de flaqueza en sus 150 años

- PUBLICIDAD -
Hollande afirma que la lucha contra el desempleo juvenil es "la máxima prioridad" europea

Hollande afirma que la lucha contra el desempleo juvenil es "la máxima prioridad" europea

La socialdemocracia alemana sacó hoy fuerzas de flaqueza para festejar sus 150 años de existencia como garante de las libertades contra cualquier dictadura o crisis, ante una Angela Merkel que aceptó ese valor histórico sin entrar en su papel presente.

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) representa la lucha por la justicia social, la resistencia contra las dictaduras y también la búsqueda de consensos, coincidieron el presidente francés, François Hollande, y el alemán, Joachim Gauck, en el aniversario celebrado en Leipzig (este).

"De partido de la clase trabajadora pasó a representante de toda la sociedad", apuntó Gauck, independiente, mientras el socialista Hollande recordaba, como invitado internacional del acto, que la historia no la construye un partido por sí solo, sino el consenso.

El eje franco-alemán tuvo, tiene y tendrá una "especial responsabilidad" hacia Europa y la búsqueda de soluciones a sus crisis, destacó Hollande, para señalar que la lucha contra el desempleo juvenil debe ser hoy la "máxima prioridad" de toda la UE.

"Europa ha entendido que no puede dejarse a ningún país solo en medio de la crisis", señaló Hollande, en presencia de Merkel, asimismo invitada al acto aunque sin turno de palabra.

La canciller asistió sentada en la hilera de honor junto a los dos excancilleres vivos del SPD -Helmut Schmidt, de 1974 a 1982, y Gerhard Schröder, de 1998 al 2005-, además de su presidente, Sigmar Gabriel, el del Parlamento Europeo, Martin Schulz, Hollande y Gauck.

Era la única representante de las filas "contrarias" -en tanto que Gauck es independiente- en esa posición de invitada ilustre y a esa aparente soledad se dirigieron alguna alusiones, entre irónicas y corteses, de Gabriel y restantes oradores.

Hollande se permitió recordar que el mérito de la situación saneada de Alemania -"por delante del resto de sus socios", dijo- corresponde a las reformas emprendidas por su antecesor, Schröder.

Merkel respondió a las bromas con sonrisas y se mantuvo impasible ante la apreciación del líder francés, con quien la jornada anterior había mantenido ya una reunión bilateral durante la cumbre de la UE.

La canciller había felicitado ya al SPD el cumpleaños "de todo corazón", en nombre propio y de su Unión Cristianodemócrata (CDU) en un artículo de opinión en el diario "Leipziger Volkszeitung".

Los elogios al papel histórico fueron la constante del aniversario del partido más antiguo de Alemania, en crisis de electorado desde la derrota de Schröder, precipitada por un programa de recortes que parte del SPD encajó como traición a sus esencias.

La situación no ha mejorado para el SPD desde entonces y los sondeos colocan muy por debajo de Merkel a su rival socialdemócrata, Peer Steinbrück, en las generales del próximo 22 de septiembre.

Steinbrück no estuvo, como la canciller, entre los oradores del aniversario, a meses de la celebración de esos comicios y pese a que en Alemania se respira ya aires de precampaña.

La conmemoración de Leipzig se volcó en las esencias del SPD, aunque lo que nació 150 años atrás, en esa misma ciudad sajona y un 23 de mayo, fue la Asociación General de Trabajadores Alemanes (ADAV, por sus siglas en alemán), por Ferdinand Lasalle.

Más tarde, en 1875, está organización se fusionó con el Partido Socialdemócrata de los Trabajadores (SDAP) y ello dio origen al SPD.

Entre los hitos más destacados por los oradores estuvo el hecho de que el SPD rechazara en bloque la ley que otorgó plenos poderes a Adolf Hitler, poco después de su llegada al poder, en enero de 1933, pieza fundamental del Tercer Reich.

El SPD sobrevivió al nazismo en el exilio y tras el fin de la II Guerra Mundial quedó engullido, en la parte del país ocupada por los soviéticos, dentro del llamado Partido Socialista Unificado (SED).

La socialdemocracia resistió a las dos dictaduras, aunque sigue lastrada por sucesivas divisiones internas entre sus alas pragmática e izquierdista.

A Leipzig acudió la gran familia socialdemócrata europea -como el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba- y representantes de todo el espectro parlamentario alemán, incluida La Izquierda.

Ese partido nació de la fusión entre el Partido del Socialismo Democrático (PDS), heredero del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED) de la República Democrática Alemana, con una escisión del ala izquierda del SPD capitaneada por el expresidente socialdemócrata Oskar Lafontaine.

Por Gemma Casadevall

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha