eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sooronbái Zheenbékov jura el cargo como nuevo presidente de Kirguistán

- PUBLICIDAD -
Sooronbái Zheenbékov jura el cargo como nuevo presidente de Kirguistán

Sooronbái Zheenbékov jura el cargo como nuevo presidente de Kirguistán

El socialdemócrata y oficialista Sooronbái Zheenbékov juró hoy el cargo como nuevo presidente de Kirguistán, tras ganar en octubre los comicios presidenciales en primera vuelta, con el 54,2 % de los votos.

Zheenbékov, de 59 años, renunció al cargo de primer ministro para presentarse a la presidencia de la república centroasiática, cargo en el que sustituye desde hoy al ya expresidente Almazbek Atambáyev, responsable de acercar el país a Rusia e integrarlo en la Unión Económica Euroasiática (UEE) liderada por Moscú.

"Kirguistán continuará la cooperación estratégica con Rusia. También reforzará la cooperación estratégica con China", dijo Zheenbékov en la ceremonia de jura del cargo.

El nuevo líder de la república apuntó que entre sus prioridades al frente de Kirguistán estarán la lucha contra la corrupción y la defensa de los intereses nacionales del país.

Zheenbékov asume el cargo en la única república parlamentaria de Asia Central con los poderes presidenciales bastante mermados tras la reforma constitucional aprobada hace casi dos años a instancias de Atambáyev.

Esa reforma -duramente criticada por la expresidenta Rosa Otumbáyeva y por el padre de la actual Constitución, Omurbek Tekebáyev- reforzó los poderes del primer ministro en detrimento de la Presidencia, el Parlamento y las autoridades locales.

El primer ministro kirguís puede nombrar y destituir a miembros de su Gabinete sin consultar con el presidente; designar a dirigentes de administraciones estatales sin el consenso de los consejos territoriales, y vetar proyectos de ley del Parlamento si éstos implican incrementar el gasto presupuestario.

Por otro lado, Zheenbékov inicia un mandato ensombrecido por la persecución al principal candidato que le disputó la presidencia en las elecciones del pasado 15 de octubre.

La Fiscalía general de Kirguistán abrió una investigación penal contra el líder de la oposición, Omurbek Babánov -que obtuvo el 33,49 % de los votos en los comicios- acusado de hacer llamamientos para derrocar el orden constitucional durante su campaña electoral.

Las autoridades judiciales acusan al magnate de haber instigado durante un mitin electoral a la minoría uzbeka que vive en el sur del país "a la desobediencia y al derrocamiento del poder".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha