eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Treinta y tres años de cárcel para el asesino de la joven rumana en Mallorca

- PUBLICIDAD -
Treinta y tres años de cárcel para el asesino de la joven rumana en Mallorca

Treinta y tres años de cárcel para el asesino de la joven rumana en Mallorca

Alejandro de Abarca, "el Enano", ha sido condenado a 33 años y 6 meses de prisión por el "asesinato alevoso, con ensañamiento" de la joven rumana Ana Niculai, en julio de 2010, así como por su detención ilegal, incendio, robo con violencia y conducción temeraria por la Audiencia Provincial de Palma.

Por los delitos de "asesinato alevoso con ensañamiento y aprovechamiento del lugar en concurso con un delito de detención ilegal alevoso", el Tribunal del Jurado ha condenado al Enano a 25 años de prisión e inhabilitación absoluta, al que se suman 6 años más por robo con violencia con la agravante de reincidencia, por la sustracción del coche de Niculai, en el que fue secuestrada y en cuyo maletero fue hallado su cadáver quemado.

A estas penas se añade la de 6 meses de prisión por un delito de conducción sin carné y 1.440 euros de multa, y otros 2 años por conducción temeraria y sanción de otros 1.440 euros.

El Tribunal del Jurado prohíbe a de Abarca aproximarse o comunicarse con los familiares directos de la joven asesinada por un tiempo de 10 años y le condena a indemnizar con 100.000 euros a cada uno de los diez hermanos de Niculai y a su novio.

La Fiscalía pedía 44 años y seis meses de cárcel para "el Enano" y las acusaciones particulares, que representan a la familia de Niculai y a su novio, reclamaban 47 años de condena para el reo.

De Abarca fue juzgado por el Tribunal del Jurado de la Audiencia que dictó veredicto de culpabilidad el pasado 15 de noviembre.

La sentencia dictada hoy considera probado que de Abarca sorprendió a la joven en un aparcamiento cercano al bar donde trabajaba a las 07.30 horas de la mañana del 19 de julio de 2010, la obligó a meterse en su propio coche, le robó el bolso y posteriormente condujo toda la mañana por diferentes municipios de Mallorca y la obligó a consumir heroína inyectándosela a la fuerza.

Sobre las 20.00 horas, "el Enano" condujo a un lugar apartado, el Camí de s'Amarador de Muro, ató y amordazó a Niculai, la introdujo en el maletero del coche, roció su cuerpo y el coche con gasolina, prendió fuego al vehículo y abandonó el lugar de los hechos en bicicleta. La joven murió de asfixia.

La sentencia señala que por el modo en que se produjo la secuencia de los hechos, por los medios que utilizó el agresor y por las circunstancias personales de Niculai, la joven "no tuvo posibilidad alguna de defenderse". "Por la mecánica comisiva, la fallecida sufrió un prolongado e innecesario dolor antes de producirse la muerte", añade el fallo judicial.

Según la sentencia, el acusado tenía todos los elementos necesarios para matar a la víctima desde primera hora de la mañana pero "alargó innecesariamente" su padecimiento.

De Abarca cometió los hechos con intención de privar de libertad a la joven y matarla y además tuvo la intención de destruir todas las pruebas que le pudieran incriminar, señala la sentencia.

Aunque "el Enano" aseguró en el juicio que ese día estaba muy drogado y no fue capaz ni de cambiar la rueda pinchada del coche, la sentencia señala que cometió el crimen "con sus facultades intelictivas y volitivas en perfecto estado".

La magistrada presidenta del Tribunal, Mónica de la Serna, asegura en la sentencia que el Jurado tuvo "un rico cuadro de prueba" y pluralidad de medios probatorios durante el juicio, mediante los testimonios de varios testigos que vieron al agresor y a la víctima a lo largo del 19 de julio de 2010, así como por las explicaciones dadas por los peritos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha