eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El abogado de Flores: Se superó "por poquísimo" las 10.000 entradas en el Arena

- PUBLICIDAD -
El abogado de Flores: Se superó "por poquísimo" las 10.000 entradas en el Arena

El abogado de Flores: Se superó "por poquísimo" las 10.000 entradas en el Arena

El abogado de Miguel Ángel Flores, principal acusado por la tragedia del Madrid Arena, ha afirmado hoy que se excedió "por poquísimo" la cifra de 10.000 personas que pasaron a la fiesta por los lectores de entradas, y ha recalcado que todos los que llevaban ticket entraron por ese sistema.

En la primera sesión de los informes finales de los 15 acusados ante la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, el abogado José Luis Fuertes ha negado que Flores realizase una "sobreventa de entradas superior a la permitida" y ha asegurado que no existen "pruebas de cargo que pongan en duda su inocencia".

El número de entradas vendidas es clave en el proceso y, según la fiscal, el promotor vendió al menos 16.493, 6.000 más que el aforo máximo.

Fuertes no se ha pronunciado sobre las cientos de personas que entraron de forma masiva directamente a la pista ni sobre la cantidad de asistentes a los que no se les pidió entrada, como han denunciado durante el juicio algunos testigos que acudieron a la fiesta.

Y ha destacado que, aunque la Policía encontró 22.500 localizadores, no hubo tantas entradas vendidas.

El abogado del organizador de la fiesta en la que murieron cinco jóvenes de entre 17 y 20 años ha negado "toda responsabilidad por omisión o negligencia" de su defendido y ha apuntado a las "deficiencias legales y materiales del recinto" donde se celebró el evento, propiedad de la empresa municipal Madridec.

Además, ha restado importancia a la presencia de las urnas con las entradas de la fiesta que encontró la Policía Nacional 16 días después del evento en un pabellón anexo al Madrid Arena.

Según el letrado, "desde el punto vista objetivo, no se cumplen los requisitos legales de la cadena de custodia de las urnas" porque no hubo un precinto correcto, una investigación correcta ni se documentó bien.

Para Fuertes, lo "único" que sucedió es que su defendido "no le dio importancia a que estuviesen allí las entradas".

Esto contradice la versión aportada por un agente de la Policía Nacional, quien declaró como testigo en el juicio que Flores le dijo que no sabía donde estaban las entradas y que, además, "no iba a ser fácil encontrarlas".

Las familias de las cinco víctimas creen que Flores escondió las urnas en el pabellón anexo al Madrid Arena para que no se descubriese el total de entradas que había puesto a la venta -según la Fiscalía un "mínimo" de 16.661-.

De hecho, en su informe de conclusiones definitivas, la fiscal destacó la responsabilidad de Flores como "causante del sobreaforo que lleva a una masificación que se hace insoportable para los asistentes" al vender más entradas de las permitidas "antes siquiera de tener firmado el contrato" con Madridec.

Pese a reconocer que "no se puede saber con exactitud" cuál fue el número de asistentes, la Fiscalía considera como "dato crucial" que Flores vendió un mínimo de 16.661 entradas para un evento que tenía un aforo máximo de 10.620 personas.

Una de las estrategias de defensa de Miguel Ángel Flores ha sido acusar a una posible manipulación de las urnas y por ello no se responsabilizó del recuento policial que halló 10.915 entradas físicas en urnas "cerradas", mientras que Flores declaró que fueron 5.650.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha