eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El asaltante de un autobús en Noruega era un solicitante de asilo que iba a ser expulsado

- PUBLICIDAD -
El asaltante de un autobús en Noruega era un solicitante de asilo que iba a ser expulsado

El asaltante de un autobús en Noruega era un solicitante de asilo que iba a ser expulsado

El sospechoso de haber matado ayer a cuchilladas a tres personas en un autobús en el suroeste de Noruega es de Sudán del Sur, su solicitud de asilo había sido desestimada e iba a ser expulsado de forma inmediata, informó hoy la Policía del país.

El hombre, nacido en 1982 y residente desde hace meses en un centro de acogida para refugiados de la localidad de Årdal, iba a ser enviado hoy de vuelta a España, el primer país por el que había entrado a Europa, de acuerdo con la Convención de Dublín.

Dos pasajeros, una noruega y un sueco, y el conductor del autobús, también noruego, fallecieron tras ser apuñalados presuntamente por el individuo, cuyo nombre no ha sido difundido, cuando viajaban en un autobús de Tyin a Årdal, por la regional 53.

En el momento del secuestro no había más pasajeros a bordo del autobús.

"No tenemos todas las respuestas, todavía hay cosas por aclarar sobre lo ocurrido", declaró hoy en rueda de prensa Ronny Iden, jefe de policía del condado de Sogn y Fjordane, que admitió que se desconoce por el momento el motivo del crimen.

La dirección del centro de acogida donde residía el asaltante informó de que no se habían detectado signos de transtornos psíquicos en los exámenes que se le practicaron cuando llegó.

El individuo, que debía tomar un vuelo sin escolta a Oslo para luego seguir viaje a España, permanece ingresado desde anoche con heridas leves en el hospital universitario de Haukeland en Bergen y aún no ha sido interrogado.

La Policía, que inicialmente había sido informada de que se trataba de un accidente, tardó en llegar al lugar donde estaba parado el autobús junto a una zanja en la carretera casi 75 minutos, ya que la patrulla más próxima se encontraba a 89 kilómetros.

El individuo, que salió del vehículo sin el cuchillo, había sido reducido minutos antes por miembros del cuerpo de bomberos.

Un autobús de esa misma línea fue secuestrado hace diez años por un etíope que acuchilló al conductor y a un pasajero, horas después de haber matado a un refugiado congolés en un centro de acogida.

El etíope fue declarado no penalmente responsable al considerar el tribunal que realizó los actos en estado psicótico y fue condenado a recibir tratamiento psiquiátrico en un hospital.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha