eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El brexit y Cataluña planearán sobre una cumbre centrada en los retos digitales

- PUBLICIDAD -
El brexit y Cataluña planearán sobre una cumbre centrada en los retos digitales

El brexit y Cataluña planearán sobre una cumbre centrada en los retos digitales

La salida del Reino Unido de la Unión Europea y la situación en Cataluña a dos días del referéndum ilegal del 1 de octubre planearán sobre la cumbre informal de líderes de la UE de mañana, centrada en el sector digital, a la que no asistirá el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Fuentes europeas indicaron que no están al corriente de si alguna delegación tiene previsto abordar la situación en Cataluña en la cena informal del jueves o en los márgenes de la reunión del viernes.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, canceló el miércoles el viaje que tenía previsto realizar a Tallin debido a la situación que se vive en Cataluña, según fuentes del Gobierno.

A ello se sumaba la previsión de aprobar el viernes en el Consejo de Ministros el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado, ya que si Rajoy estaba en Tallin, las cuentas del Estado se habrían tramitado sin que él estuviera presente en esa reunión.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el miércoles que finalmente mañana no se aprobarán los presupuestos para 2018 porque el Gobierno "no tiene seguridad en los apoyos" para sacarlos adelante.

Por tanto, el motivo central de la anulación del viaje a Tallin fue el momento que atraviesa la situación en Cataluña.

Los jefes de Estado o Gobierno de la UE mantendrán un primer encuentro esta noche en una cena informal en la que abordarán la política migratoria y el progreso de la unión económica y monetaria, según adelantó esta semana el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la carta de invitación a los líderes.

La cena seguirá la línea de la reflexión abierta por los 27 Estados miembros de la UE a excepción del Reino Unido, tras la decisión de este país de abandonar el club comunitario, apuntó Tusk, quien subrayó que para garantizar un debate "abierto" y "franco" no habrá "textos sobre la mesa" ni "conclusiones por escrito".

Entre las "prioridades inmediatas" que tratarán se encuentra la necesidad de consolidar la política migratoria externa, de mejorar los retornos de inmigrantes irregulares y de "llegar a soluciones duraderas para un sistema de asilo reformado".

Tusk dijo además que la UE debe continuar los esfuerzos por reforzar la defensa europea, en primera instancia con el establecimiento en diciembre de una cooperación estructurada permanente (PESCO) que permita avanzar más en ese ámbito a los países que así lo deseen.

También señaló que está previsto que en la cena se pase revista a los progresos en la unión económica y monetaria y que la prioridad de la UE "debería ser completar la unión bancaria" para reforzar la estructura de la eurozona.

Otros asuntos, como las negociaciones sobre el brexit, cuya cuarta ronda concluyó hoy, o las propuestas que presentó esta semana el presidente francés, Emmanuel Macron, para la reforma de la Unión podrían tratarse en la cena o al márgen de la reunión del viernes.

Entre otras ideas, Macron propuso la creación en las próximas semanas de un "grupo de la refundación europea" con los países que quieran participar y las instituciones comunitarias para formalizar medidas concretas de aquí al verano del año próximo.

La cumbre del viernes estará centrada en la agenda digital, la principal prioridad de la presidencia de turno del Consejo de la UE, que este semestre ejerce Estonia.

El país nórdico pretende durante su mandato convencer al resto de Estados de la necesidad de crear una Europa digital unificada y avanzar en ámbitos como el comercio y los servicios digitales transfronterizos.

La reunión del viernes se ha estructurado en dos sesiones con un doble debate, el primero para hablar sobre el gobierno digital y la ciberseguridad y el segundo para tratar del impacto del sector en la economía y la sociedad.

"Es esencial para Europa sumarse al cambio tecnológico para asegurar un futuro próspero y sostenible para nuestros ciudadanos", explica la presidencia en su página web.

Para ello, según fuentes europeas, los países deben asegurar a los ciudadanos las competencias necesarias, algo en lo que la UE corre el riesgo de quedarse atrás con respecto a otras potencias.

Por ello, la presidencia espera que la cumbre sirva de plataforma para impulsar "debates de alto nivel" sobre los futuros planes para la innovación digital, con el objetivo de mantener Europa a la cabeza del cambio tecnológico y convertirla en un líder digital mundial en los próximos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha