eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La comunidad musulmana homenajea a víctimas del atentado en el metro Maelbeek en Bruselas

- PUBLICIDAD -

La Iniciativa Ciudadana por un Islám de Bélgica (ICIB) homenajeó hoy a las víctimas del atentado del metro de Maelbeek, donde se ha desvelado un cuadro que representa la paz, con el que también buscan reiterar que estos actos terroristas no tienen nada que ver con la religión o con la sociedad musulmanas.

El cuadro, situado en una de las entradas de la parada, muestra un halo de luz que sale de la entrada de la estación de Maelbeek y que deriva en cuatro palomas blancas, el símbolo de la paz.

En declaraciones a Efe, la autora del cuadro, Nora Agezal, afirmó que su inspiración "era resaltar que a pesar de la tragedia mantenemos un espíritu positivo" y también mostrar "que nos acordamos mucho de las víctimas".

"El objetivo de traer este cuadro hasta aquí es que cuando lo vea la gente sepan que hay ciudadanos que quieren luchar por la paz", explicó la artista.

Para Agezal, en términos generales la sociedad belga "entiende que el terrorismo no tiene nada que ver con los musulmanes", pero destacó a una minoría desinformada "que tienen prejuicios".

Por su parte, una de las impulsoras de la iniciativa, Aicha Bacha, explicó a Efe que el cuadro también busca mandar un mensaje de unidad contra el terrorismo, ya que "lo que han hecho ha provocado que estemos más unidos y seamos más solidarios que antes".

Por otro lado, el homenaje quiere dejar claro que el terrorismo "no tiene ni religión ni origen étnico", precisó Bacha.

La comunidad musulmana de Bruselas ya se manifestó el pasado 9 de abril a la entrada de la parada de metro de Maelbeek para mandar el mismo mensaje de que el terrorismo no tiene religión.

Una semana antes, el 1 de abril, los musulmanes de Bruselas también celebraron varios actos públicos para despedir a los fallecidos y mostrar el rechazo al extremismo y también a la estigmatización de su comunidad.

Además, centenares de musulmanes formaron parte de las manifestaciones contra el odio convocadas en las semanas posteriores a los atentados en Bruselas.

La plaza de la Bolsa, memorial improvisado de las víctimas, también estuvo repleta de banderas de países de mayoría musulmana, de mensajes contra el terrorismo escritos en árabe y de reivindicaciones de que la comunidad musulmana es igual de víctima de los atentados que el resto de la sociedad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha