eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La dirección de Podemos mantendrá un perfil bajo el domingo y no enviará ninguna delegación a Cataluña

La dirección de Podemos ha decidido mantener un perfil bajo el próximo domingo 1 de octubre y no tiene previsto desplazar a ninguno de sus principales dirigentes a Cataluña para seguir el desarrollo del referéndum independentista convocado por la Generalitat de Cataluña, que entienden como una "movilización política".

- PUBLICIDAD -
La dirección de Podemos mantendrá un perfil bajo el domingo y no enviará ninguna delegación a Cataluña

El partido de Pablo Iglesias es firme defensor del derecho a decidir, pero considera que la solución al conflicto catalán pasa por la convocatoria de un referéndum pactado, y no por una consulta que, a su juicio, no tiene garantías y, por lo tanto, no tendrá tampoco consecuencias.

De este modo, la formación morada, que asume la cita del domingo como una "movilización política" y que no reconocerá una hipotética declaración unilateral de independencia, ha optado por marcar distancias con la hoja de ruta de la Generalitat, no sólo política sino también físicamente.

Así, aunque exigen al Gobierno que permita a los catalanes que lo deseen ejercer sus derechos de manifestación y reunión, la dirección entiende que no hay motivos para que dirigentes estatales participen presencialmente en esa "movilización", según explican a Europa Press fuentes de la cúpula del partido.

COMPARECENCIA DESDE LA SEDE EN MADRID

De hecho, su presencia pública ese día consistirá en una comparecencia ante los medios de comunicación que ofrecerá uno de los portavoces de la Ejecutiva desde la sede del partido en Madrid para valorar los acontecimientos que se produzcan.

Se da también la circunstancia de que el partido morado mantiene un tenso pulso con su organización en Cataluña, Podem, que sí ha decidido volcarse con el referéndum, llamando a la participación e incluso acudiendo a votar, aunque entendiéndolo también como una "movilización política".

Así, el partido morado prefiere evitar una imagen de intromisión o interferencia, no sólo con Podem sino también con sus socios de Catalunya en Comú, el partido impulsado por al alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, al que Iglesias y los suyos reconocen como su principal referente, sobre todo tras acrecentarse la crisis su filial catalana.

Desde Madrid, los dirigentes estatales se centran estos días en llamar a la "calma" y al "sentido común" aunque, eso sí, desde una posición muy crítica con la estrategia que está siguiendo el Gobierno de Mariano Rajoy y el PP, al que responsabilizan de la escalada de tensión que se está produciendo en Cataluña.

De hecho, el líder del partido de los círculos llegó a afirmar este miércoles que "algunos dirigentes del PP" buscan generar escenarios de "desgracia" y con "heridos" el próximo domingo en Cataluña. "Creo que se equivocan y que siguen en la lógica del 'a por ellos' y de echar gasolina al fuego", ha lamentado Iglesias este jueves en declaraciones a los medios en el Congreso.

"En este momento toca más que nunca llamar a la calma, a la sensatez y el ejercicio de los derechos fundamentales, que es lo más importante", ha defendido por su parte la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha