eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una exposición revela el carácter transgresor de la pintura de Víctor Mira

- PUBLICIDAD -
Una exposición revela el carácter transgresor de la pintura de Víctor Mira

Una exposición revela el carácter transgresor de la pintura de Víctor Mira

El pintor Víctor Mira (Zaragoza 1949- Munich 2003) hizo de sus pinceles un instrumento transgresor de expresión con el que mostrar sus obsesiones, algo que se plasma en una exposición en torno al artista que se inaugurará mañana en el Centro de Arte y Naturaleza de Huesca.

La muestra, titulada "Víctor Mira. El arte como transgresión", no solo permite seguir la evolución del pintor desde los años setenta del pasado siglo hasta su muerte, sino que guarda como sorpresa para los interesados la exhibición de tres obras inéditas del artista.

Se trata de las obras Evame de Pas, Caperucita y Aliento Enamorado, tres óleos que se adentran en el personal mundo de símbolos oscuros del artista, realizados con colores fuertes y esenciales, según han informado hoy fuentes de la organización.

La muestra, con la que se quiere recordar el décimo aniversario del fallecimiento del artista, está formada por una treintena de obras procedentes de la Galería Zaragoza Gráfica y de los fondos de la colección del matrimonio oscense Beulas-Sarrate.

El recorrido trazado por los organizadores permitirá al visitante conocer los inicios de Mira en la pintura, con una serie de obras elaboradas a partir de un lenguaje surrealista, de planteamiento sencillo y poblado de extraños personajes simbólicos.

Tras residir en Madrid y viajar a Alemania en 1977, Mira estuvo en Barcelona, donde se centró en su ciclo de pinturas "Interiores Catalanes con Tomate".

Dos años después, en 1979 aparecieron sus primeras "Naturalezas Muertas", donde ya están presentes los rasgos iconográficos que le acompañarán a lo largo de toda su carrera posterior.

En la década de los ochenta Víctor Mira, a caballo entre Múnich y Barcelona, se refugió en su yo interior y plasmó sobre el lienzo sus series "Hilatura" y "Caminantes", metáforas ambas de un artista en eterna búsqueda, insatisfecho, que persigue el viaje de retorno a sus orígenes.

Entre los años 1987 y 2000, Mira intensificó su lenguaje visual y dio a luz las series "Montserrat", donde aparece con fuerza el símbolo de la cruz, y "Estilitas", personajes con los que el artista comparte la búsqueda del perfeccionamiento en un aislamiento ascético que le sitúa en lo alto de una metafórica columna.

En sus últimas series, "Imágenes Binoculares" y "Moods", las escenografías domésticas comparten espacio con las visiones externas de un mundo onírico y colorista que revela el profundo interés del artista en la obra de Goya.

Mira fue uno de los grandes creadores del arte español de las últimas décadas del siglo XX en sus distintas facetas como pintor, escultor, fotógrafo, ceramista o escritor.

Según los organizadores de la muestra, la obra de Víctor Mira "conmueve las entrañas del espectador con una violencia que parece preludiar el trágico final (se lanzó a las vías de un tren) de un artista introspectivo, puro y radical".

La inauguración contará con la actuación del grupo Aula Abierta de Teatro y Poesía de Huesca, que ofrecerá una lectura dramatiza de un fragmento del texto de Mira "El cielo de las mujeres".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha