eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un líder opositor sirio presenta una nueva iniciativa que incluye la salida de Al Asad

- PUBLICIDAD -
Al Arabi defiende que Irán participe en conferencia de Ginebra sobre Siria

Al Arabi defiende que Irán participe en conferencia de Ginebra sobre Siria

El líder opositor sirio Muaz al Jatib presentó hoy una iniciativa de transición pacífica al conflicto en Siria, que incluye que el presidente Bachar al Asad entregue el poder al vicepresidente o al primer ministro y abandone el país.

Al Jatib, que dimitió en marzo pasado de su cargo como presidente de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), llama al régimen sirio y a las fuerzas revolucionarias a aceptar esta propuesta, en un comunicado colgado en su página oficial de Facebook.

Según esta iniciativa, Al Asad tendría que anunciar en el plazo de veinte días que acepta una transición pacífica del poder y delega su autoridad en el vicepresidente, Faruq al Charaa, o en el primer ministro, Wael al Halqi.

Después se disolvería el Parlamento actual y sus poderes legislativos pasarían a la persona elegida para asumir el cargo temporal de presidente.

Tras aceptar la transición pacífica, Al Asad tendría un plazo de un mes para entregar todas sus prerrogativas.

Asimismo, Al Asad deberá abandonar Siria, junto con medio millar de personas de su elección y dirigirse a cualquier otro país que acepte acogerlos, aunque no se les garantiza la inmunidad.

La iniciativa estipula también que el actual gobierno seguiría trabajando con carácter interino durante cien días a partir de la fecha en que sea designada la persona que asumiría el cargo temporal de presidente y tendría que reestructurar el sistema militar y de seguridad.

El presidente transitorio -Al Charaa o Al Halqi- dispondrá de plenos poderes ejecutivos para gestionar Siria, excepto delegar alguna prerrogativa a cualquier miembro de la lista negra de la comunidad internacional.

Una vez que se acepte esta iniciativa, todos los presos políticos deberán ser liberados de las cárceles, bajo la supervisión internacional.

Según la propuesta de Al Jatib, se deberán tomar todas las medidas para que regresen a sus hogares las personas desplazadas y abrir el territorio sirio a la entrada de ayuda humanitaria.

Asimismo, el secretario general de las Naciones Unidas deberá nombrar un mediador internacional con la responsabilidad de supervisar la fase transitoria en Siria.

También bajo supervisión internacional, todas las partes involucradas en los combates tendrán que cesar en el uso de armas pesadas y está prevista además una amnistía general para quienes llevaron a cabo una "acción militar legal" de acuerdo al derecho internacional.

Sin embargo, está amnistía no será efectiva para aquellos combatientes involucrados en ataques contra civiles, torturas, violaciones y otros delitos.

Pasados los cien días tras la aplicación de esta iniciativa, todos los poderes deberán ser transferidos a un gobierno de transición acordado en el marco de las garantías internacionales.

Esta iniciativa coincide con los esfuerzos de la comunidad internacional para celebrar una conferencia en Ginebra, propuesta por Washington y Moscú, que busca sentar en la mesa de negociaciones a representantes del régimen y de la oposición para hallar una solución al conflicto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha