eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La reforma del Senado abre una nueva etapa con 2013 como meta para el acuerdo

- PUBLICIDAD -

La ansiada reforma del Senado inicia este enero una nueva etapa tras las comparecencias del grupo de expertos con el compromiso político unánime de tener elaborada una propuesta definitiva este mismo año, que previsiblemente implicará cambios en la Constitución.

Una vez oídos los catorce expertos en bicameralismo, Estado autonómico y derecho constitucional y administrativo convocados en la ponencia de estudio para reforzar las funciones del Senado, los servicios jurídicos de la Cámara presentarán mañana a los portavoces un informe de conclusiones.

Ese texto servirá de base a los grupos parlamentarios para elaborar sus respectivos documentos de propuestas para la reforma y formularlas en la próxima reunión de la ponencia, fijada para el 4 de febrero.

A partir de ahí, trabajarán con la vista puesta en tener una propuesta definitiva este mismo año -en principio en junio-, en lo que confían firmemente todos los ponentes.

El acuerdo final recogerá con toda seguridad la unanimidad de los grupos sobre las nuevas funciones del Senado, que se centran en la necesidad de convertir la institución en Cámara de primera lectura para la tramitación de las normativas que afectan a las comunidades autónomas.

Esta propuesta supondría inevitablemente una reforma de la Constitución, que concede al Congreso de los Diputados la condición de Cámara de primera lectura de las leyes, una reforma a la que parecen estar dispuestos los senadores.

La misma unanimidad aún está por ver respecto a que la reforma del Senado incluya también modificaciones en el sistema de elección de los senadores para su composición.

El vicepresidente primero de la Cámara Alta, Juan José Lucas, ya expresó la semana pasada la intención del PP de lograr que el Senado sea "una verdadera Cámara de representación territorial" y, para ello, abogó por modificar tanto sus competencias como la forma de elección de los senadores.

En declaraciones a Efe, el ponente socialista Francesc Antich ha subrayado que un cambio de las funciones del Senado para que sea la primera en tratar las leyes autonómicas conlleva necesariamente modificaciones en el sistema de elección, de tal modo que ésta no recaiga en las antiguas provincias, sino en las comunidades autónomas.

Como base de la propuesta final, ha alabado, como ya hizo Lucas, el informe del Consejo de Estado encargado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque ha subrayado que también valen los resultados de otras ponencias como la 1996.

"La propuesta no debe ser la de ninguna de ellas, sino del conjunto", ha precisado Antich, para quien, además de las funciones y la composición, se deben tratar también en la reforma los hechos diferenciales de las comunidades autónomas, como la insularidad, la lengua o la foralidad.

Cambios en las funciones y la composición son básicos para el portavoz de la Entesa, José Montilla, quien ha dicho a Efe que su formación está de acuerdo en empezar por las funciones, porque es donde las posiciones están más próximas, pero ha insistido en que será "inevitable" abordar también la composición si se quiere lograr una reforma profunda.

"Difícil" ve el acuerdo en este último aspecto la senadora de CiU en la ponencia de estudio, Eva Parera.

"No creo que vayamos a llegar a ningún acuerdo sobre la composición", ha confesado a Efe la senadora catalana, que, por otra parte, ha mostrado sus dudas sobre la disposición del PP, al margen de sus senadores, para modificar la Constitución y sobre la disponibilidad del Congreso de los Diputados a perder competencias.

No obstante, Eva Parera tiene esperanzas de lograr un buen acuerdo final, porque "en el Senado no les faltan ganas".

"Veo tanto al presidente de la ponencia como al ponente del PP muy conscientes de la necesidad de hacer una reforma profunda. Luego -insiste- hay que apostar por el acuerdo del Congreso".

En este sentido, ha asegurado que la intención del presidente del Senado, Pío García-Escudero, es "trabajar con los compañeros diputados para que no se echen para atrás".

En cualquier caso, ha advertido de que CiU estará "vigilante" para que, en ningún caso, se dejen en entredicho las competencias de las comunidades autónomas.

Belén Gil Orantos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha