eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Agricultura local y de temporada, la receta para combatir el cambio climático

- PUBLICIDAD -
El cambio climático amenaza la seguridad sanitaria del mundo, advierte la ONU

El cambio climático amenaza la seguridad sanitaria del mundo, advierte la ONU

Independientemente de que logremos o no reducir emisiones, los efectos del cambio climático son y seguirán siendo "una realidad" que, entre otros, afectará a los alimentos que ponemos en la mesa cada día.

El último informe del Panel de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) ofrece las claves de cómo impactará el calentamiento al sistema alimentario.

Unas horas antes de la presentación del resumen de síntesis final, una de sus autoras principales, la española Marta Rivera Ferre, científica experta en seguridad y soberanía alimentaria de la Universidad de Vic, ofrece la receta para adaptarnos a esos impactos.

PREGUNTA: El último informe del IPCC menciona 230 veces la palabra riesgo frente a las 40 del documento anterior según contabilizó Cruz Roja. ¿Qué ha pasado en estos siete años para ese incremento?

RESPUESTA: Que ha habido más ciencia y más evidencias. Además de incrementar la mención de la palabra riesgo, el informe aumenta la probabilidad con la que se afirma que el cambio climático está causado por la acción humana. Aunque esa probabilidad nunca puede ser del 100 %, es lo más cercana posible a esa cifra, y de ahí se deriva que el enfoque del riesgo cobre más relevancia.

P: ¿Qué ideas destacaría del resumen para políticos que se presenta mañana?

R: La advertencia de que el cambio climático ya está ocurriendo. Tenemos que mitigar, pero nos tenemos que adaptar ya. El calentamiento es una realidad y aunque consigamos mitigarlo los efectos van a continuar durante años por el impacto acumulado. Lo que podemos parar es que los impactos sean mayores o menores. Y hay que parar ya, estamos ante una situación grave.

P: ¿Lanza este informe un mensaje de alarma a la humanidad?

R: De alarma y de esperanza. Decimos, hay que mitigar, pero también invertir en adaptación. El coste de no hacer nada es mayor que invertir en medidas de adaptación. Y en producción alimentaria sabemos que escenarios con adaptación el impacto sobre la productividad y el riesgo de padecer inseguridad alimentaria es menor.

P: ¿Cómo tiene que cambiar el sistema agroalimentario para adaptarnos al cambio climático?

R: Hay que apostar por sistemas de alimentación de circuitos cortos y reducir la incertidumbre en el sistema alimentario. Hay más incertidumbre cuando dependes de importar productos del mercado internacional donde la volatilidad de los precios es mayor, y de infraestructuras de gran recorrido que también se verán impactadas.

P: ¿Y dicho para que lo entienda todo el mundo?

R: Consumir productos locales y de temporada.

P: ¿Cuál es el modelo alimentario ideal?

R: La agricultura familiar y ecológica. Un sistema alimentario de pequeña escala, ecológico y basado en el policultivo es hasta 30 veces más eficiente. La producción de pesticidas y fertilizantes muy dependiente de la energía fósil y uno de los mayores emisores de CO2. Debemos apostar por una agricultura basada en la integración con el ecosistema, que produzca alimentos con mayor eficiencia energética y minimizando la contaminación.

P: ¿Qué recomienda consumir a un persona preocupada por el cambio climático?

R: Agricultura local de temporada y si es posible ecológica. Y menos carne. Una dieta basada en un alto consumo de carne es climáticamente nefasta, el problema es que cuando las sociedades van desarrollándose incrementan el consumo de carne, pero esto ni es la evolución normal del ser humano ni es algo que no se pueda cambiar. Hay que enfocar la investigación a cómo hacer políticas que ataquen la demanda para que la gente consuma de manera climáticamente inteligente.

P: ¿Cuáles serán los cultivos más afectados por el cambio climático?

R: Nosotros hemos recopilado evidencias científicas. Y los que más se han estudiado son aquellos que más ingresos generan y más se consumen a nivel internacional, por tanto no significa que sean los más afectados. Nos hemos centrado en el trigo, el maíz, la soja y el arroz. Y de estos los más impactados serán el maíz y el trigo. La soja y el arroz también, pero menos.

P: El informe del IPCC afirma que la pesca caerá entre un 40 y un 60% en los trópicos, ¿Por qué?

R: Por el incremento en la acidez del océano, la reducción del oxígeno dentro del mar, el incremento en la temperatura. Eso hará que las especies se muevan hacia latitudes diferentes. En España afectará al chanquete o a la merluza, entre otras muchas especies.

P: Si fuera ministra, ¿Qué haría en el ámbito alimentario para combatir el cambio climático?

R: Dedicar fondos de investigación para desarrollar un modelo que expanda la agricultura ecológica y familiar. En España se dedican 60 veces más fondos de investigación a agricultura industrial que a agricultura ecológica. Además, le daría más poder a la administración local, que es la más cercana al ciudadano.

Caty Arévalo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha