eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron considera "razonable" la entrada de rumanos y búlgaros en 2014

- PUBLICIDAD -

El primer ministro británico, David Cameron, trató de calmar hoy la inquietud de los euroescépticos sobre la inmigración comunitaria al afirmar que en lo que va de 2014 ha entrado un "nivel razonable" de rumanos y búlgaros en el Reino Unido.

En declaraciones a Radio 4 de la cadena BBC, Cameron dijo entender la frustración que sienten muchos diputados conservadores euroescépticos que están a favor de imponer restricciones laborales a rumanos y búlgaros, que fueron levantadas en la Unión Europea (UE) el pasado 1 de enero.

"Yo lo entiendo y de alguna manera comparto las frustraciones de los colegas que quieren ir más allá", en referencia a extender los controles, dijo el jefe del Gobierno, que reconoció la inquietud de estos políticos por el avance del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), contrario a la inmigración.

La UE ha "extendido los controles transitorios de cinco a siete años. Esos siete años ya han pasado. En virtud de las actuales reglamentaciones, no podemos extenderlo más", agregó Cameron, al explicar las medidas impuestas para que los rumanos y búlgaros no pudieran trabajar en los otros países de la Unión hasta el 1 de enero de 2014.

Al tratar de calmar la inquietud sobre una posible entrada masiva de esos ciudadanos, el primer ministro explicó que con el comienzo del año hay un "nivel razonable" de inmigración, sin hacer precisiones sobre el número.

Asimismo, Cameron reconoció que parte de la popularidad en las encuestas del partido UKIP que lidera Nigel Farage responde al descontento de los votantes por el fracaso de otros gobiernos anteriores en controlar la inmigración.

"Cuando algunos de tus seguidores han apoyado a otro partido, necesitas recuperarlos y yo estoy decidido a recuperarlos", agregó el primer ministro al referirse al UKIP, e insistió en apoyar una política de control de la inmigración y del Estado del bienestar.

En el Reino Unido hay un gran debate en torno a la inmigración a raíz del levantamiento de las restricciones para trabajar de los ciudadanos de Rumanía y Bulgaria el pasado 1 de enero.

El Gobierno británico informó a finales del año pasado que analizaba planes para restringir el acceso de ciudadanos comunitarios al sistema de subsidios estatales, como la ayuda de vivienda para las personas de escasos recursos, y que estudiaba la posibilidad de aplicar la deportación para quienes no buscan trabajo y piden limosna en la calle.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha