eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Miles de vizcaínos suben 316 escaleras para honrar a la Virgen de Begoña

- PUBLICIDAD -
Miles de vizcaínos suben 316 escaleras para honrar a la Virgen de Begoña

Miles de vizcaínos suben 316 escaleras para honrar a la Virgen de Begoña

Los 316 escalones que conducen desde el Casco Viejo de Bilbao hasta la basílica de Nuestra Señora de Begoña han vuelto a ser recorridos hoy por miles de personas que han peregrinado hasta el templo para renovar su devoción a la Virgen de Begoña, patrona de Bizkaia.

En una de las tradiciones religiosas más arraigadas entre los vizcaínos, que la mantienen desde hace siglos, miles de personas -los organizadores esperaban 150.000- han partido en las últimas horas de todos los pueblos de Bizkaia y, a pie o en distintos medios de transporte, han peregrinado a la basílica de Begoña, abierta durante la pasada noche y el día de hoy.

Con un cielo encapotado pero sin lluvia, muchos de los peregrinos han cumplido el rito de remontar los 316 peldaños de las Calzadas de Mallona para llegar al santuario, si bien otros, sobre todo personas mayores, han preferido utilizar el ascensor del metro, con colas durante toda la jornada.

Los peregrinos fueron partiendo anoche desde sus respectivos pueblos para llegar caminando a la primera misa programada en la basílica, a las 4 de la madrugada.

También han ido llegando a Bilbao en trenes, autobuses y coches particulares, e incluso en bici, como una cuadrilla que ha acudido desde localidades como Bermeo, Gernika o Getxo.

"Ha habido una pasada de gente, con un ambientazo estupendo", ha comentado a Efe Javier Diago, presidente de la Cofradía de Begoña, organizadora de los actos.

Con la basílica abarrotada, a mediodía se ha celebrado la misa mayor, oficiada por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y a la que han asistido el alcalde de la villa, Juan Mari Aburto, junto a otros miembros de la corporación y el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka.

En puertas de la Semana Grande, que comienza el próximo sábado, Aburto ha explicado que ha pedido a la Virgen que en las fiestas reinen "el respeto, la falta de agresiones, la solidaridad y alegría".

Tal y como ha recordado el obispo al final de la eucaristía, la jornada de hoy era especial porque se quería contribuir a que el "pueblecito pesquero humilde" de Almáciga, en Tenerife, termine la "sencilla iglesia" que se construye allí en honor a la Virgen de Begoña, que también es su patrona.

Miembros de la Cofradía de Begoña han repartido hoy 30.000 estampas de la patrona de Bizkaia con el propósito de recibir donativos para contribuir a la finalización de las obras del templo dedicado a la Virgen de Begoña en Almáciga.

La relación de Almáciga con la Virgen de Begoña tuvo su origen en agosto de 1948, cuando el bilbaíno Martín Valle, que iba con su grupo de Acción Católica a bordo de un barco en peregrinación a Santiago de Compostela, lanzó una botella al mar con un mensaje religioso y cinco estampas de la "Amatxu", como se denomina cariñosamente a la Virgen.

La botella llegó en abril de 1949 a la playa de Almáciga, cuyos vecinos acogieron el mensaje como un designio divino y decidieron que la Virgen de Begoña fuera su patrona. En 2006 se iniciaron las obras de una iglesia en su memoria, que se quiere finalizar en 2019.

Terminada la misa mayor de hoy, el alcalde y el obispo, junto con los demás concejales presentes y el portavoz del Ejecutivo vasco se han acercado hasta el retoño del Árbol de Gernika que crece en la parte trasera de la basílica, bajo el cual han entonado la canción dedicada por el bardo Iparragirre al árbol que simboliza las libertades del pueblo vasco.

Tras cantar el "Gernikako arbola", el alcalde se ha dirigido a la explanada trasera de la basílica de Begoña, en la que cientos de personas esperaban verle bailar un aurresku (baile tradicional vasco) en honor y respeto al pueblo, costumbre que inició hace hoy 30 años el entonces regidor José María Gorordo.

"Con permiso de mi pueblo, quiero ser yo quien inicie el baile, lleno de emoción, siguiendo la tradición y con respeto a mi pueblo", ha dicho el alcalde ante los presentes.

Después, de la mano de un bailarín, Aburto ha interpretado el aurresku de honor, entre los aplausos de los asistentes.

Las misas y el ir y venir de los peregrinos por la basílica de Begoña se seguirán produciendo hasta las 9 de esta noche, cuando se celebre el último oficio religioso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha