eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Proponen un mapa del riesgo del fuego y una nueva ley estatal contra los incendios

- PUBLICIDAD -
Proponen un mapa del riesgo del fuego y una nueva ley estatal contra los incendios

Proponen un mapa del riesgo del fuego y una nueva ley estatal contra los incendios

Ingenieros forestales, técnicos de lucha contra incendios y partidos políticos han abogado hoy por una cartografía del riesgo del fuego en España y una ley específica para abordar los incendios en la interfaz urbana forestal (urbanizaciones o poblaciones ubicadas o rodeadas de vegetación forestal).

El 54 % del territorio español tiene carácter forestal y en las últimas décadas la superficie boscosa ha aumentado de media 100.000 hectáreas/año.

En consecuencia, el monte se aproxima cada vez más a las viviendas y numerosas urbanizaciones construidas en los años 80 y 90 están muy cerca del bosque, lo que conduce a que la mayoría de los fuegos forestales se produzcan hoy en este tipo de territorios y, con una creciente frecuencia, haya que evacuar a poblaciones.

El fuego no va solo del monte a las casas sino también de las viviendas a la vegetación, ha explicado a Efe el coordinador del Observatorio de la Comisión Europea sobre esta materia, David Caballero, que ha asistido al I Seminario sobre actuaciones de prevención, seguridad y extinción en zonas de interfaz urbano forestal, organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y Medio natural.

Ha propuesto asimismo una cartografía estatal de la habitabilidad del monte.

"Hay que definir las áreas de riesgo; no se puede construir en un barranco rodeado de vegetación, sin accesibilidad, comunicación etcétera", ha dicho Caballero, en cuya opinión el problema no son las nuevas urbanizaciones sino las heredadas de los años 80 y 90.

Caballero ha abogado por una ley específica que coordine al resto de normativas sobre la lucha contra incendios forestales en estas zonas, porque actualmente la interfase urbana forestal "está en el limbo".

Al respecto, Rafael Gómez, portavoz socialista de la Asamblea de Madrid, ha apoyado la propuesta de legislar de manera sectorial sobre este asunto, ya que es "un nuevo territorio de riesgo".

Especialmente, ha dicho a Efe, en relación "a las opciones para la defensa y protección: conocer cuáles son las opciones de movilidad y confinamiento dentro de la urbanización y cuáles son las opciones de combate del fuego".

En su opinión, la reforma de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid podría incluir estas zonas en una nueva categoría del suelo.

Alejandro Sánchez, diputado regional por Ahora Madrid, también se ha mostrado partidario de modificar la ley del suelo de la Comunidad de Madrid para incorporar la especifidad del interfaz urbano forestal.

Asimismo, la portavoz de medio ambiente del PP en el Congreso de los Diputados, María Teresa de Lara, ha admitido durante su asistencia al seminario la conveniencia de elaborar una legislación específica sobre esta cuestión.

Según David Caballero, ingeniero forestal y consultor de la empresa de servicios medioambientales Meteogrid, "la mezcla de casas y vegetación expone una multitud de elementos vulnerables a un entorno donde el fuego tiene la comida lista, se mete dentro".

En esa situación de peligrosidad se requieren muchas habilidades, porque se despliegan multitud de cuerpos (bomberos protección civil, guardia civil...) que necesitan de una óptima coordinación", ha añadido el ingeniero.

Otro grave problema es la percepción social y la falta de concienciación, ya que la ciudadanía tiende a minimizar el riesgo y solo lo comprende una vez que tiene las llamas encima.

Sin embargo, "se pueden hacer cosas muy sencillas y fáciles de auto-protección", basadas en entender qué hacer en un entorno hostil; "unos se quedan con la manguera a proteger su casa, otros escapan, otros que están a salvo vuelven a salvar a su perro... se trata de evitar el caos".

Es necesario un marco legislativo que coordine todos los elementos implicados para hacer una prevención efectiva y exigir a los ayuntamientos y propietarios a que hagan las cosas adecuadas, ha recalcado.

En el plazo de dos años, ha calculado Caballero, podrían estar listas unas guías técnicas prácticas con toda esa información, un proyecto en el que trabaja la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (Aespi-Tecnifuegos).

Un alto porcentaje de urbanizaciones en terrenos forestales carecen de planes de autoprotección.

"Llevamos 20 años trabajando en el problema de la interfaz urbano forestal y técnicamente está solucionado; el problema es social (percepción del riesgo), legislativo (tener una normativa en la que apoyar las acciones) y administrativo", ha concluido Caballero.

Por Marina Segura Ramos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha