eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Recomiendan no saturar a los niños con actividades culturales en Navidad

- PUBLICIDAD -
Recomiendan no saturar a los niños con actividades culturales en Navidad

Recomiendan no saturar a los niños con actividades culturales en Navidad

Los expertos recomiendan a los padres que dediquen tiempo a jugar con sus hijos durante las vacaciones navideñas, y que no les saturen participando en la multitud de actividades para niños que ofrecen los programadores culturales en estas fechas.

Conciertos para bebés, talleres de cerámica, las últimas novedades cinematográficas, espectáculos de circo, teatro y danza dirigidos específicamente a un público infantil son algunas de las actividades que se ofrecen durante las largas vacaciones escolares de Navidad.

Los niños "cada vez consumen cultura a edades más tempranas", ha constatado la profesora de estudios de Psicología y Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experta en emociones Mireia Cabero.

Ante este fenómeno, la especialista aconseja a los padres "no saturar" a sus hijos en una época ya de por sí "intensa en emociones" y recuerda que los niños "también tienen derecho a aburrirse y a experimentar con lo que implica esta sensación".

"En casa, los niños pueden hacer actividades junto a sus padres como cocinar, decorar la casa, puzzles o cantar", ha detallado a Efe la pedagoga y miembro de la Red de Expertos del Colegio de Pedagogos de Catalunya Conxi Reig.

Si se opta por realizar actividades fuera del hogar, "en estos días de exceso de oferta cultural hay que apostar más por la calidad que por la cantidad", y "es recomendable buscar actividades que interesen a toda la familia, en las que los padres también se impliquen", ha comentado la pedagoga.

"La Navidad es una época de muchos estímulos, de emociones intensas, por tanto, añadir más 'inputs' es arriesgado porque sobreexcita a los niños", ha añadido Mireia Cabero.

Se trata de "buscar un equilibrio" entre las actividades de agenda y el tiempo dedicado a los hijos y de "participar en actividades consensuadas en el seno de la familia", según Reig.

Sobre la edad en la que los niños pueden empezar a asistir a espectáculos, Cabero ha señalado que se sitúa "en torno a los 2 o 3 años".

A esa edad, los espectáculos "deben tener una duración de entre 30 y 45 minutos y cumplir los requisitos para captar la atención visual y auditiva de los niños con personajes grandes y de colores vistosos, sin llegar a ser muy estridentes y espantosos para no activar en exceso el sistema nervioso", ha dicho la experta cultural y profesora de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC Alba Colombo.

"Los espectáculos dirigidos específicamente a bebés contribuyen a estimular al pequeño auditivamente o visualmente, aunque se trata de una estimulación que pueden percibir también desde casa a un coste cero", ha señalado Cabero.

Las expertas reconocen que la asistencia de niños a este tipo de espectáculos depende mucho de los hábitos culturales de los padres y subrayan que, "a pesar de que se debe de tener en cuenta el interés y el gusto de los niños y jóvenes", el contenido de lo que van a ver se debe consensuar en el seno de la familia y no debe depender sólo del gusto de los hijos.

La participación en actos culturales a edades muy tempranas facilita que "estos niños continúen siendo consumidores de cultura en la edad adulta", ha defendido Colombo.

En este sentido, además de los padres, "los profesores tienen un papel importante" a la hora de definir los gustos de los niños y jóvenes, ha concluido Colombo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha