eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Senado italiano rechaza la enmienda y continuará debatiendo las uniones gay

- PUBLICIDAD -
El Senado italiano rechaza la enmienda y continuará debatiendo las uniones gay

El Senado italiano rechaza la enmienda y continuará debatiendo las uniones gay

El Senado italiano comenzó hoy a votar el proyecto de ley que pretende reconocer las uniones entre personas del mismo sexo y rechazó una enmienda que exigía la interrupción de su debate y la devolución del texto a la comisión de la Cámara alta.

El Senado rechazó la enmienda, presentada por los legisladores conservadores Gaetano Quagliariello, del partido Idea, y Roberto Calderoli, de la Liga Norte, por 101 votos a favor, 195 en contra y una abstención.

De este modo el texto legislativo continúa su tramitación parlamentaria, ya que lo que solicitaba esa enmienda era que se interrumpiera su estudio en la Cámara alta para devolverlo a la comisión de Justicia, donde permaneció bloqueado durante meses.

El presidente del Senado, Pietro Grasso, optó por una votación pública y rechazó el voto secreto, un mecanismo que activa a los conocidos como "francotiradores", legisladores que votan contra las directrices de sus partidos amparados en el anonimato.

Los medios italianos apuntan a que los artículos que componen el proyecto de ley empezarán a ser votados uno a uno a partir del próximo martes.

Entretanto, continúa la batalla política debido a un texto que ha suscitado una enorme controversia en el país, tanto en el seno de las formaciones conservadoras como en las de centroizquierda, como el Partido Demócrata (PD), del primer ministro, Matteo Renzi.

Tanto es así que tanto Renzi como el creador del Movimiento Cinco Estrellas, Beppe Grillo, han anunciado su decisión de permitir a sus legisladores votar sin seguir las directrices del partido, en conciencia, en lo que respecta a la posibilidad de que las parejas homosexuales adopten.

La polémica ha alcanzado incluso al seno del Ejecutivo de coalición de Renzi y su principal aliado, el Nuevo Centroderecha, ya ha anunciado su oposición a la adopción, porque lo consideran una forma de abrir la vía a la gestación subrogada.

Esto hace que el texto corra el riesgo de naufragar en el Senado, donde el Gobierno cuenta con una escueta mayoría, y, además, Renzi podría ver como la oposición a la norma aumenta, gracias a miembros de su partido, de su propio Gobierno y de la oposición.

El proyecto de ley sobre las uniones gay ha sido impulsado por el PD y el propio primer ministro ha asegurado que el reconocimiento de las parejas del mismo sexo es una de las prioridades para el 2016.

En esencia, el texto reconoce las "uniones civiles" homosexuales y las parejas de hecho, abiertas también a los heterosexuales.

En teoría, concede la mayor parte de los derechos y deberes de los que goza un matrimonio convencional, entre ellos el derecho a pensión de viudedad o la posibilidad de unir sus bienes.

Sin embargo, el punto que ha suscitado una mayor controversia es el que concierne a la adopción de hijos por parte de una pareja homosexual.

El proyecto de ley permite la adopción por parte de un miembro de la pareja del hijo biológico de su compañero sentimental, siempre y cuando el otro progenitor natural del menor haya fallecido o no reclame su custodia.

Italia es uno de los países de la Unión Europea que no ha legislado en esta materia, junto a Bulgaria, Chipre, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía y Eslovaquia.

El pasado julio Italia fue condenada por el Tribunal de Estrasburgo por no respetar el Convenio Europeo de Derechos Humanos al carecer de una normativa al respecto de las uniones entre personas del mismo sexo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha