eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las brasileñas se pasan al Krav Maga para aprender a defenderse en la calle

- PUBLICIDAD -
Las brasileñas se pasan al Krav Maga para aprender a defenderse en la calle

Las brasileñas se pasan al Krav Maga para aprender a defenderse en la calle

Conocida por ser la técnica de defensa personal del Ejército israelí, el Krav Maga ha ganado cientos de adeptas en Río de Janeiro gracias a los cursos gratuitos ofrecidos por la federación brasileña de esta modalidad de lucha para que las mujeres sepan cómo defenderse en la calle.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, celebrado esta semana, la Federación Sudamericana de Krav Maga ofreció cursos de defensa personal exclusivamente para mujeres en más de 100 localidades del continente, con la intención de atraer a unas 10.000 alumnas.

En Río de Janeiro este fin de semana se impartieron clases de Krav Maga en 20 puntos distintos de la ciudad, con una presencia de alumnas que querían tener una mínima noción de defensa personal en un país donde las agresiones sexuales son una lacra diaria.

"Este curso lo creamos hace unos años, con el objetivo de que las mujeres tengan el conocimiento de lo que deben hacer cuando sean atacadas", explicó a Efe Yaakov Lichtenstein, conocido como "Kobi" y considerado como uno de los mayores instructores de la modalidad en Sudamérica.

Kobi, nacido en Israel pero radicado en Brasil desde 1990 tras conseguir la autorización del gobierno hebreo para divulgar, enseñar y formar instructores en Sudamérica de la lucha, aseguró que "la función de la Federación sudamericana de Krav Maga es hacer su parte en la sociedad, para ayudar a hacerla mejor, y por eso hacemos el curso especial para mujeres".

A lo largo de las cuatro horas de clase, el profesor primero expone cuestiones teóricas y posteriormente pasa a la práctica.

Mujeres de todas las edades y clases sociales participan en ellas, para las que el único requisito es la voluntad de aprender técnicas para defenderse.

"Aquí vemos que la violencia contra la mujer, en vez de disminuir, aumenta. Solo en este Carnaval, salieron unos números alarmantes: 19.000 casos de agresiones a mujeres registrados en una semana, solo en Río de Janeiro", afirmó un indignado Kobi sobre la triste realidad con la que conviven con las mujeres en Brasil.

Según una encuesta divulgada por la firma Datafolha con motivo del Día Internacional de la Mujer, 4,4 millones de mujeres brasileñas fueron agredidas en 2016, lo que equivale a una media de 503 víctimas por hora.

Además, dos de cada tres brasileños afirmaron haber presenciado maltrato verbal o físico contra la mujer, mientras que el 73 % de los encuestados percibe que la violencia de género aumentó en el país durante la última década.

Entre las acciones denunciadas por las mujeres de Brasil que más se repitieron en 2016 están la ofensa verbal (22 %), amenaza de violencia física (10 %), ofensa sexual (8 %), amenaza con arma blanca o de fuego (4 %) y tentativa de estrangulamiento (3 %).

El israelí no dudó en asegurar que "las mujeres tienen miedo de andar por la calle, en Brasil se nota mucho", algo que corroboran las propias alumnas.

"Sí, las mujeres tenemos mucho" en Río de Janeiro, admitió Eveline, una de las participantes en la clase de Kobi Liechtenstein.

"Este curso es importante porque está dirigido a eso, a defendernos de manera rápida y simple, con lo que tengas a mano, objetos comunes", comentó a Efe.

En la misma línea se expresó Eliane, quien supo del curso gracias a un amigo que habitualmente practica Krav Maga.

"Aquí las mujeres tenemos mucho miedo, y estas técnicas de Krav Mega me parecen maravillosas" para poder defenderse de cualquier agresor, explicó.

Kobi expuso en las clases "las tácticas más simples y fáciles", pues solo dispone de cuatro horas y, en su opinión, "el objetivo es filosófico: lo que podrían hacer en general y no solo con las técnicas".

El curso se divide en cuatro etapas, en las que se enseña a las mujeres a usar "objetos comunes en la defensa personal" para "ampliar su capacidad de defensa personal" e identificar "las partes más sensibles en el cuerpo del agresor", comentó el Maestro Kobi.

La parte final "son ejercicios dirigidos al mundo de la mujer, como simulación de estrangulamiento, de tirada de pelos, situación de violación", afirmó Lichtenstein.

Según el Instituto de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad de Río de Janeiro, en 2015, una mujer fue víctima de una agresión física en el estado cada 12 minutos.

Del total de denuncias de agresión en el estado, el más turístico de Brasil y el tercero más poblado, el 64 % de las víctimas eran mujeres, un problema al que Kobi Liechtenstein quiere combatir ayudando a las víctimas a saber defenderse y hasta noquear al agresor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha