eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Se evita un desahucio en Logroño por un acuerdo que condona la deuda

- PUBLICIDAD -
Se evita un desahucio en Logroño por un acuerdo que condona la deuda

Se evita un desahucio en Logroño por un acuerdo que condona la deuda

El lanzamiento de desahucio previsto hoy en Logroño se ha evitado después de que la afectada, Esther Ruiz, haya alcanzado un acuerdo con la empresa constructora, que condonará la deuda por un piso, del que pagó a plazos 42.000 euros y del que no pudo abonar 240.000.

El desahucio correspondía a la vivienda que esta mujer y su pareja tenían en Logroño y que fue embargado, al igual que el resto de sus bienes, al no poder pagar otro piso que compró a la promotora Levalta en una zona de expansión urbanística de la capital riojana, para el que no logró un crédito hipotecario y que no llegó a escriturar.

Unas doscientas personas han acudido a la calle Capitán Cortés de la capital riojana, donde se ubica el piso ya embargado a Ruiz desde febrero pasado, para apoyar a esta mujer.

El gerente del Instituto Riojano de la Vivienda (IRVI), Carlos Alonso, ha explicado a los periodistas que esta entidad trabajará para proporcionar una vivienda en alquiler social a Ruiz, quien ahora reside en casa de amigos.

Aunque aún no se ha firmado el documento que condonará la deuda a esta mujer, se prevé que este acuerdo se pueda formalizar la próxima semana y, entonces, Ruiz entregará en el Juzgado las llaves del piso de Capitán Cortés, según ha explicado ella misma.

En 2006, Ruiz compró un piso en una zona en expansión de Logroño y entregó, en diferentes plazos y "pagando religiosamente", un total de 42.000 euros, pero en 2009, cuando tuvo que firmar el contrato, Levalta le exigió pagar el resto, 240.000 euros, sin el préstamo que le ofrecieron en un principio, a lo que no pudo hacer frente.

Por ello, desde entonces, le han embargado el sueldo, su herencia, sus bienes y el piso en el que residía que era objeto del lanzamiento de desahucio de hoy y en el que ya no vivía.

A los 240.000 euros que le quedaban por pagar del piso de La Guindalera se han sumado intereses "muy elevados", según Ruiz, quien ha asegurado que es "muy importante" poder "empezar una nueva vida sin cargas de ningún tipo y vivir como todo el mundo", de su trabajo como cocinera en un colegio de Santo Domingo de la Calzada.

También ha agradecido a los asistentes y a los medios de comunicación el apoyo prestado en los últimos días y ha confiado en que su caso se pueda aplicar también al resto del medio centenar de "Afectados por Levalta", que han constituido una asociación.

Por su parte, la presidenta de esta entidad, Rosa Vea, ha indicado que hay cientos de personas que también están afectados y ha pedido que se solucionen estas situaciones.

A pesar de la lluvia, los asistentes han arropado con sus gritos de ánimo y apoyo a Ruiz y a su pareja, quienes han explicado el acuerdo a los congregados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha