eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El responsable de la ONU dice que hay riesgo de genocidio contra los rohinyás en Birmania

- PUBLICIDAD -
El responsable de la ONU dice que hay riesgo de genocidio contra los rohinyás en Birmania

El responsable de la ONU dice que hay riesgo de genocidio contra los rohinyás en Birmania

El asesor especial de la ONU para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, considera que existen "factores de riesgo de genocidio" contra la minoría musulmana rohinyá en el oeste de Birmania (Myanmar).

El genocidio "es ciertamente un crimen muy complejo. Pero hay factores de riesgo e indicadores en relación por ejemplo con el asunto de la discriminación", dijo Dieng a Efe en Bangkok, donde asiste a una conferencia interreligiosa que concluye hoy.

El jurista senegalés se refirió a la negación de la ciudadanía de los rohinyás por parte de las autoridades, la segregación en campos de desplazados y los abusos cometidos supuestamente contra esta minoría por parte del Ejército en las últimas semanas.

Dieng reiteró su petición a la líder de facto birmana, la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, para que permita que una comisión independiente investigue las alegaciones de violencia cometida supuestamente por soldados en el norte del estado de Rakhine.

"No digo que se esté produciendo un genocidio en Myanmar, pero tenemos que instar a las autoridades de Myanmar a abordar la discriminación de los rohinyás porque al final el genocidio es un crimen basado en la (negación de la) identidad", aseveró el experto de la ONU.

En su opinión, la negación identitaria fue el paso previo que llevó a la campaña de genocidio (definido como la eliminación total o parcial de una minoría nacional, étnica o religiosa) de los judíos en Europa o los tutsis en Ruanda.

Dieng dijo que entiende las presiones a las que está sometida Suu Kyi, debido al poder fáctico de los militares en su país, pero tildó de "muy serio" que la líder birmana haya pedido a la comunidad internacional que no utilice la palabra "rohinyá" para referirse a esta minoría.

Según datos oficiales, al menos 86 personas han muerto y más de 30.000 se han visto obligadas a desplazarse, sobre todo rohinyás, desde que el Ejército inició una operación militar en respuesta a un ataque contra varios puestos fronterizos en Maungdaw, un distrito de Rakhine fronterizo con Bangladesh, el pasado 9 de octubre.

Los militares achacan el ataque a militantes rohinyás, a quienes las autoridades califican como "bengalíes" para sugerir que son inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh, donde tampoco son reconocidos.

Activistas, grupos de defensa de los derechos humanos y víctimas han acusado al Ejército de asesinatos, violaciones, saqueos y la quema de más de mil casas en aldeas rohinyás, lo que ha provocado el éxodo de miles de musulmanes de esta minoría hacia la vecina Bangladesh.

El jefe del Ejército birmano, Ming Aung Hlaing, negó esta semana que los soldados hayan vulnerado derechos humanos o cometido crímenes contra los rohinyás e insistió en que ellos mismos quemaron sus viviendas antes de huir.

En un mensaje en Facebook, el general señaló que están investigando las alegaciones y aseguró que la justicia actuará si se ha cometido alguna violación en Maungdaw.

Suu Kyi, que utiliza la palabra "musulmanes" para referirse a los rohinyás, ha afirmado que la situación está "bajo control" y pidió a la comunidad internacional que no exagere sobre la situación en Rakhine y deje de echar "fuego al resentimiento" entre budistas y musulmanes en su país.

El asesor especial de la ONU pidió a la nobel de la paz que haga posible que "se respete el derecho de todos y cada uno de las personas en Myanmar", al tiempo que advirtió de que quienes hayan cometido crímenes serios y quienes los inciten podrán ser juzgados algún día en un tribunal internacional.

"Yo siempre doy el ejemplo del expresidente de Chile (Augusto) Pinochet, que después de 20 años en el poder fue arrestado en el Reino Unido. Y también puedo dar el ejemplo de Charles Taylor, el expresidente de Liberia, que actualmente cumple una condena en el Reino Unido", manifestó.

Dieng denunció que en Birmania hay "discursos incendiarios" contra los rohinyás, incluso por parte de monjes budistas, aunque confió en que no se llegue al nivel de odio que desató el genocidio en Ruanda en 1994.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha