eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Cuando Facebook te bloquea por denunciar el racismo

La plataforma bloquea temporalmente al activista Shaun King, de Black Lives Matter, por publicar un email que había recibido con insultos racistas 

La red social rectifica unas horas después de suspender su perfil y asegura que fue "un error"

"Esto que tardé diez años en construir, esta comunidad de más de 800.000 personas... Pensar que apretando un botón se puede cerrar todo eso es un sentimiento extraño", cuenta el activista

- PUBLICIDAD -
Protestas antirracistas en el Reino Unido del movimiento "Black Lives Matter"

Imagen de una protesta del movimiento 'Black Lives Matter' en Reino Unido. EFE

Facebook ha bloqueado temporalmente a un conocido activista de la campaña Black Lives Matter y periodista que publicó un mensaje racista que recibió, lo que ha vuelto ha plantear interrogantes sobre la forma en que la red social censura a los periodistas.

Shaun King –un reconocido periodista especializado en temas de justicia que trabaja para el New York Daily News y escribe habitualmente historias virales sobre la brutalidad policial– publicó en su página de Facebook la captura de pantalla de un email que le decía dos veces "FUCK YOU N*****!" (algo así como '¡Que te jodan, negro de mierda!'). La empresa tecnológica dijo que le bloqueaba la posibilidad de publicar durante 24 horas porque había violado "las normas de la comunidad".

La prohibición, que después Facebook revocó y dijo que había sido un error, surge en un momento de intenso debate sobre las cuestionables políticas editoriales de la empresa, que ahora tiene un papel esencial a la hora de determinar cómo consume la gente las noticias.

Facebook recibió duras críticas a nivel internacional la semana pasada, cuando  censuró un post en el que un escritor noruego mostraba la histórica foto de la guerra de Vietnam en la que la niña de nueve años Kim Phuc corre desnuda huyendo de una bomba de napalm. La prensa criticó la decisión argumentando que la imagen, que ganó el premio Pulitzer, tiene un claro valor informativo. El periódico más relevante de Noruega publicó en portada una carta al máximo responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, en la que le instaba a estar a la altura de su papel como "el editor de información más poderoso del mundo".

Tras las intensas críticas, Facebook recuperó la foto, pero los expertos en ética periodística consideran que  la polémica sacó a la luz puntos débiles importantes y retos pendientes de resolver en la manera en que la empresa controla la información. Aunque Zuckerberg sigue insistiendo en que su compañía es una "plataforma" y una "empresa tecnológica" –y no un medio de comunicación ni un editor–, lo cierto es que Facebook se ha convertido en una fuente principal de noticias para muchos usuarios y una herramienta esencial para los periodistas.

El creciente poder de Facebook en el sector de los medios de comunicación ha provocado ansiedad en los editores de información, que han perdido ingresos publicitarios como consecuencia de eso y han lamentado cómo los algoritmos de la red social pueden dirigir tráfico a los medios digitales o bloquearlo.

Cerrar toda una comunidad apretando un botón

El veto temporal a King supone un recordatorio de cuánto control tiene Facebook y de cómo la web no siempre acierta al decidir qué contenidos permite y cuáles rechaza. "Me encanta Facebook. Es una parte fundamental de lo que hago todos los días", ha explicado King en una entrevista. "Facebook es tan importante para mí como mi ordenador".

Por eso, cuando vio que no podía publicar nada, le alarmó. "Esto que tardé diez años en construir, esta comunidad de más de 800.000 personas... Pensar que apretando un botón o con un filtro informático se puede cerrar todo eso es un sentimiento extraño".

King, que participó como ponente invitado en Facebook a principios de este año para hablar de Black Lives Matter, cuenta que se puso en contacto directamente con personas que conoce en la empresa de Silicon Valley. Según su relato, la red social restableció su acceso unas seis o siete horas después de que se lo bloquearan. Facebook le escribió: "Ha sido un error, pedimos nuestras más sinceras disculpas por ello". Según el mensaje, un miembro del equipo eliminó el post "por accidente".

Sin embargo, King cree que para un usuario corriente, sin vínculos directos con Facebook, el resultado podría haber sido distinto. "Suspenden a mucha gente que hace exactamente lo que yo hice y que no tienen a nadie con quien ponerse en contacto. A veces les suspenden durante varios días, semanas o meses", afirma.

¿Hacen falta periodistas en Facebook?

Tras la controversia por la foto de guerra de la semana pasada, los expertos en periodismo defendieron que Facebook necesita editores y periodistas formados que gestionen las difíciles decisiones éticas que se suelen tomar en las redacciones. Muchos han señalado que los algoritmos de la empresa son insuficientes. Cuando Facebook despidió hace poco al equipo que gestionaba su sección de "tendencias", el algoritmo de la web empezó a promocionar historias falsas.

En un comunicado enviado este lunes a the Guardian, Facebook defiende: "Se eliminó el post –y se suspendió el perfil– por error y se restauró tan pronto como pudimos averiguarlo. Nuestro equipo procesa millones de denuncias cada semana y a veces nos equivocamos. Sentimos mucho esta equivocación". Un portavoz añadió que el contenido no infringía las normas de la compañía.

King señala que las decisiones de censura de Facebook pueden tener un gran impacto en las vidas de la gente. Menciona el caso reciente en el que la empresa cerró la emisión en directo de Korryn Gaines, una mujer de Baltimore que estaba en medio de un enfrentamiento con la policía. A continuación los agentes la mataron.

En un post sobre la censura, King indica que a algunos usuarios les han "suspendido las cuentas por LUCHAR CONTRA EL FANATISMO mientras parece que a menudo los fanáticos pueden decir lo que les salga de las narices". "Quiero que filtren algunas de las cosas horribles y llenas de odio", pide en una entrevista. Añade que tiene mucha "simpatía" hacia Facebook y que no hay una solución fácil. "Esto vuelve a mostrar lo dificilísimo que debe de ser gestionar esta plataforma".

No obstante, King señala que su bloqueo, aunque fuera breve, ha servido como llamada de atención sobre el poder extremo que Facebook tiene sobre sus usuarios. "Te das cuenta muy rápido de que no es tuyo", explica. "No cerraron mi página de Facebook. Cerraron la página de Facebook, suya, que a mí me dejan usar".

Traducción de Jaime Sevilla Lorenzo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha