eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

El incendio de Londres pone en duda la seguridad de las viviendas sociales de Reino Unido

Expertos advierten del peligro de los edificios con estructuras de madera, el método de construcción más común en las viviendas sociales de Reino Unido

El pasado mes de junio, el incendio de la Torre Grenfell, en Londres, provocó la muerte a más de 80 personas

Servicios contra incendios están registrando este tipo de edificios para facilitar las labores en futuros incidentes

- PUBLICIDAD -
Al menos 30 personas heridas en el incendio de una torre residencial en Londres

Aunque en un principio se limitó los edificios con estructura de madera a seis o siete plantas, en el este de Londres se construirá un edificio de este tipo con nueve plantas. EFE

Después del incendio de la Torre Grenfell, en Reino Unido, que dejó más de 80 muertos el mes pasado, los expertos en seguridad y bomberos afirman que  este popular método de construcción de edificios es potencialmente vulnerable a incendios rápidos e impredecibles y piden al Gobierno que actualice urgentemente las normativas.

Tanto laboristas como miembros del Partido Liberal Demócrata también le han pedido al Gobierno que haga algo respecto al riesgo que presentan los edificios con estructura de madera si no se construyen bien y si no tienen un mantenimiento correcto. La utilización de estructuras de madera es el método más popular en la construcción de viviendas sociales en Reino Unido.

Un experto, que antes de la tragedia de Grenfell advirtió durante años que muchos edificios no eran seguros, teme que hará falta otro incendio para que se pase a la acción. “Me preocupa que se pierdan más vidas hasta que la gente se tome en serio este tema, porque nadie aprende, indica Arnold Tarling, perito y experto en seguridad contra incendios.

A tal punto llega la preocupación, que algunos servicios contra incendios han comenzado a añadir en un registro para bomberos todos los edificios con estructura de madera como un potencial riesgo. También incluyen en el registro a los edificios con revestimiento metálico, como el que tenía la Torre Grenfell.

Si bien en un principio se limitó los edificios con estructura de madera a seis o siete plantas, en el este de Londres se construirá un edificio de este tipo con nueve plantas. Además, un despacho de arquitectos  ha propuesto un rascacielos de 300 metros de altura con estructura de madera.

Los expertos subrayan que no hay nada intrínsecamente inseguro en estos edificios, en los que la estructura de madera por lo general no queda a la vista, sino en un vacío sellado entre ladrillos externos y muros internos. Pero sí advierten que la seguridad contra incendios depende de un proceso de construcción preciso que no deje aislada la estructura de madera, algo que no siempre ocurre.

Otra cuestión es que este principio de seguridad de compartimentación —es decir, asegurarse de que un incendio en un piso no pase a otros pisos— puede verse socavado por algo tan simple como que un residente taladre agujeros en una pared para poner estantes o colgar un televisor.

Jim Glockling, director técnico de la Asociación de Protección Contra Incendios, asegura que mucha gente ni siquiera sabía que vivía en un edificio con estructura de madera. “Puedes estar en un edificio espléndido, pero las acciones imprudentes de un residente pueden tener un impacto potencial en la seguridad de las demás personas que viven en el mismo edificio”.

El experto Tarling afirma que el Gobierno debe pasar a la acción. “En edificios como éste, todo tiene que estar perfecto al momento de la construcción para que sean seguros y también después”, explica. “Hoy en día existen muchos materiales modernos que se juntan y las normativas no se han actualizado”, añade.

Hace mucho que la construcción con estructuras de madera, que se considera barata, flexible y ecológica, es popular en Estados Unidos. Pero los edificios con armazón de madera se limitan por zona y altura, y deben tener sistemas de detectores de humo, lo cual no es requisito en Reino Unido.

"Lo que ellos llaman burocracia, yo lo llamo seguridad"

Si un incendio llegara al vacío estructural de un edificio de madera, ya sea desde el interior de un piso o desde el exterior, podría propagarse rápida e impredeciblemente.

Investigaciones anteriores de la Fundación de Investigaciones sobre la Construcción, que está llevando a cabo las pruebas oficiales a los revestimientos después del incendio de Grenfell, ha detallado una serie de incidentes en los que un sólo incendio en un edificio con armazón de madera se propagó durante días.

Un incendio provocado por un cigarro mal apagado en Hounslow, al oeste de Londres, destruyó 16 hogares e hizo que el tejado del edificio cayera por completo. En Manchester, se tuvo que demoler un edificio seis días después de un incendio porque los bomberos no podían estar seguros de que estuviera apagado. En ninguno de esos incendios se perdieron vidas humanas.

Mark Andrews, jefe adjunto de bomberos de Sussex, señaló que tanto su organización como otras están registrando a los edificios con armazón de madera en un registro accesible a las fuerzas contraincendios para que los bomberos sepan que las llamas pueden propagarse sin ser vistas, potencialmente haciendo que la estructura se vuelva insegura.

Los edificios con estructura de madera son una preocupación por su estabilidad estructural cuando hay un incendio”, señala, añadiendo que a él le gustaría “que se revisaran las normativas de construcción para ver cuáles son los edificios que deben llevar obligatoriamente detectores de humo”.

Glocking, cuya organización asesora a las aseguradoras de riesgos de incendios, indica que el tema se reduce básicamente a endurecer las normativas. “No deberíamos ser alarmistas. Un edificio con estructura de madera no supone ningún problema en sí mismo, pero hay que saber el método para construirlo y asegurarnos de que es de buena calidad” afirma. “Hay una diferencia entre lo que puedes y lo que debes hacer con las normativas de construcción”

John Healey, encargado de vivienda en la oposición, señaló después del incendio de Grenfell que el Gobierno debería “revisar las normativas de construcción urgentemente, incluso el uso de material potencialmente inflamable como la madera”.

Tim Farron, líder de los liberal demócratas, dijo que es necesario “revisar de cabo a rabo” las normativas de construcción. Añadiendo: “ Los conservadores a menudo hablan de acabar con la burocracia. Lo que ellos llaman normativas onerosas, yo lo llamo seguridad y salud vital”.

Un portavoz del Departamento para las Comunidades y el Gobierno Local afirma que un grupo de expertos convocados tras el incendio de Grenfell estaba asesorando “sobre cualquier acción inmediata que sea necesaria en materia de seguridad contra incendios”.

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha