eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 'todo vale' de la dirección de los informativos de TVE

"Coger un microcorte de una declaración de un personaje sin tener en cuenta de qué está hablando y utilizarlo para algo totalmente diferente es, desde luego, una vulneración ética y deontológica de gran magnitud", escribe el autor sobre la manipulación de TVE de las palabras de la presidenta del PSOE

- PUBLICIDAD -

Hace casi dos años las palabras de este presidente del Consejo de Informativos de TVE advirtiendo de que la independencia estaba "en peligro de extinción" en la televisión pública tuvieron un escaso eco. Hoy sólo la actitud de un buen número de sus profesionales mantiene agonizante una llama, que de apagarse, llevará a negro lo que fueron unos telediarios de los que muchos nos sentimos orgullosos.

Hasta llegar aquí hemos recorrido un tortuoso camino. Lo primero fue prescindir de los responsables de aquellos informativos, relegándoles a labores secundarias, y prescindiendo abiertamente, tanto de su experiencia, como de su demostrada independencia del poder. Algunos de sus sustitutos, que compartían y comparten un concepto de periodismo al servicio de los ciudadanos, y que por lo tanto no estuvieron por la labor de seguir ese juego bastardo, pronto fueron igualmente apartados.

Una vez tamizado el primer nivel de responsabilidad, la dirección de los servicios informativos siguió con su labor de auténtica purga en escalones inferiores. Con una visión cercana al totalitarismo, incluso ha alcanzado a la mismísima redacción, de la que ha expulsado, literalmente, a un buen número de periodistas. El perfil de sus sutitutos delataría las razones. Sin embargo, teniendo en cuenta que no son ellos los principales responsables, me detendré en constatar que en muchos casos se trata de personas con escaso bagaje y trayectoria, y muchas veces en debilidad laboral evidente.

El resultado son unos telediarios en los que casos polémicos que afectan al partido del Gobierno o al mismísimo Gobierno son tratados de una manera radicalemente diferente a sucesos similares cuando afectan a otras formaciones políticas.

Sólo por poner un ejemplo, ya antiguo, pero que ilustra perfectamente la situación, nuestros telediarios abrieron con los problemas fiscales de Juan Carlos Monedero mientras que el caso paralelo, similar o, como muchos indicaron, prácticamente simétrico que afectó al expresidente José María Aznar, no tuvo reflejo de entrada en nuestros informativos, y cuando apareció, lo hizo en un formato menor (en la lógica de la prensa escrita, se podría decir que apareció como un breve en páginas interiores).

Pero la lista es interminable. El Consejo de Informativos de TVE lleva documentando con informes precisos una ingente cantidad de malas prácticas profesionales que, vistas en conjunto y con perspectiva, nos llevan a afirmar con rotundidad que la dirección de los servicios informativos de TVE no trabaja para la sociedad en su conjunto (algo que por cierto, es una obligación general de cualquiera que se dedique con vocación al ejercicio del periodismo), sino que lo hace exclusivamente para aquellos que los eligieron. Y lo hacen utilizando un servicio público que está sufragado con los impuestos de todos los españoles.

Ayer mismo nos encontramos con un caso que el Consejo de Informativos de TVE está investigando para aclarar todas las responsabilidades. Coger un microcorte de una declaración de un personaje sin tener en cuenta de qué está hablando y utilizarlo para algo totalmente diferente es, desde luego, una vulneración ética y deontológica de gran magnitud. Que además la dirección de los servicios informativos no haya pedido que se rectifique es de una irresponsabilidad monumental. Da la sensación de que hemos alcanzado un punto en el que 'todo vale' para satisfacer a quien manda.

El Estatuto de Información de TVE, la norma aprobada en cumplimiento de la Ley que rige el ejercicio profesional del periodismo en la radiotelevisión pública, impone a los Consejos de Informativos la función de promover la independencia editorial de la Corporación. Cumplir con este cometido es lo único que nos ha animado a lo largo de estos años. Los miembros del Consejo de Informativos no tenemos ninguna retribución extra, seguimos haciendo nuestro trabajo allí donde nos encontramos y, además, nos empeñamos en esta tarea que nos han confiado nuestros colegas y compañeros. Una misión que no es otra que cumplir con el mandato fundacional de los padres del periodismo: servir a la sociedad con libertad, honestidad e independencia; buscar la verdad y contarla sin condicionantes; aportar todas la claves que podamos encontrar del mundo en el que vivimos...

Hoy en TVE esto es una quimera y la independencia está al borde de la extinción. Mientras nos queden fuerzas muchos profesionales seguiremos alimentando la llama con la esperanza de que un día vuelva la luz.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha