eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Trump anima a los turistas a ir a Guam

Vista de satélite de la isla de Guam

Es una deformación profesional: para Donald Trump, las crisis son oportunidades de negocio. Y si no, que se lo digan al gobernador de Guam, que gracias a la crisis con Corea del Norte va a "convertirse en mundialmente famoso" y verse invadido por los turistas. Ese al menos es el análisis del presidente estadounidense después de que el dictador Kim Jong-un amenazara la semana pasada con lanzar cuatro misiles balísticos en dirección a la pequeña isla del Pacífico.

El gobernador de Guam, Eddie Calvo, tuvo la buena idea de colgar la conversación con Trump en su página de Facebook y no tiene pérdida.

"Me siento muy seguro con usted al mando señor presidente", le dice Calvo a Trump. A lo que éste le contesta: "Os respaldamos al 1000%" y "vas a convertirte en un tipo muy famoso" y también "el turismo va a subir mucho". Calvo, entusiasmado, sigue en la misma línea : "Ya estamos al 95%, pero cuando se calmen las cosas vamos a tener una ocupación del 110%". Y Trump confirma: Guam "parece ser un sitio muy bonito, un paraíso".

Seguir leyendo »

Trump no se va de vacaciones

“Trabajando desde Bedminster, Nueva Jersey, mientras la Casa Blanca está en obras ¡Estas no son vacaciones! ¡Reuniones y llamadas!” tuiteó el pasado 5 de agosto Donald Trump. “ Trabajando duro desde Nueva Jersey, me voy a Nueva York para unas reuniones” volvió a tuitear dos días más tarde. Vale. Entendido. El presidente estadounidense sigue al pie del cañón pese a haberse mudado temporalmente a uno  de sus “resorts” de lujo.

De hecho, en el frente Twitter, Trump no descansa. En los pocos días que lleva de “vacaciones” se ha metido con el senador demócrata por Connecticut Richard Blumenthal al que ha acusado de inventarse un pasado en Vietnam y ha vuelto a desear que el New York Times “ese periódico fallido” se hunda definitivamente en las pérdidas. Lo normal.

Pese a los tuiters, las reuniones y las llamadas, Trump también ha tenido tiempo de bajarse del carrito de golf para apuntarse a la boda de unos clientes del resort que, como se ve en un brevísimo vídeo, no parecían muy entusiasmados con la repentina aparición de un señor todo vestido de blanco. 

Seguir leyendo »

Trump contrata a un ejército de abogados para defenderle

Donald Trump

Dicen que el poder aísla. Que en la cima, los líderes deben asumir solos el peso de sus decisiones. Pero no es el caso de Donald Trump. Porque Trump no está solo. Desde que ha llegado a la Casa Blanca se ha rodeado de un ejército de abogados encargados de defenderle a toda costa y levantar un muro legal contra denuncias, pleitos, meteduras de pata, investigaciones e incluso una eventual destitución.

De momento Trump tiene en nómina a seis letrados y acaba de contratar a un séptimo. Está Jay Golderg que lleva más de veinte años defendiendo el imperio inmobiliario del magnate y que llegó a tener de cliente al gánster Meyer Lansky (del que luego se inspiró Francis Ford Coppola para crear el personaje de Hyman Roth en la segunda parte de El Padrino), también se ocupó del divorcio con Ivana y luego del de Marla Maples, la segunda mujer de Trump; Marc Kasowitz es otro abogado que en su momento defendió los casinos de Trump y ahora se dedica a defenderle de las investigaciones sobre Rusia.

Trump tiene también a Sheri Dillon, que compareció con él ante la prensa el pasado enero con una montaña de papeles para asegurar que el recién elegido presidente cedía el control de sus negocios a su hijos. Está también Jay Sekulow, un ardiente defensor de la ultra-derecha cristiana que aparece frecuentemente en Fox News. Y John Dowd, un ex marine, que calificó un artículo publicado en el Wall Street Journal sobre uno de sus clientes de "putiperiodismo". Ty Cobb, un veterano abogado de Washington con un bigote a lo Hercule Poirot, acaba de sumarse al equipo para reforzar el flanco ruso. Y por último está el consejero legal de la Casa Blanca Donald McGahn, que resulta ser el hijo de uno de los antiguos socios de Trump en Atlantic City.

Seguir leyendo »

El yerno, el hijo, y el asesor, los tres protagonistas del culebrón Trump

Jared Kushne y Donald Trump

Esta semana se esperan episodios especialmente tensos en el culebrón Trump porque el hijo del presidente, Donald Jr, su yerno, Jared Kushner, y su antiguo director de campaña y viejo amigo, Paul Manafort comparecerán ante los congresistas para explicar por qué, el 9 de junio de 2016, se entrevistaron en la torre Trump de Nueva York, con una abogada rusa de dudosas conexiones, Natalia Veselnitskaya, que les había prometido darles información comprometedora sobre la entonces candidata Hillary Clinton.

Jared Kushner comparece este lunes a puerta cerrada ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado y el martes en la de la Cámara de Representantes. El miércoles les toca al turno a Donald Jr y Paul Manafort ante la Comisión Judicial del Senado.

No está de más recordar quiénes son y qué han hecho:

Seguir leyendo »

¿Hay que olvidarse de los tuits de Trump?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Hay que olvidarse de los tuits de Trump y centrarse en lo que están haciendo los republicanos mientras el presidente se enzarza por enésima vez con la prensa, con Hillary y con el mundo en general. Es la conclusión a la que ha llegado la revista de la prestigiosa facultad de periodismo de Columbia, en Nueva York.

"¿Os acordáis de cuando nos obsesionábamos con todos los tuits presidenciales? De cuando la guerra de Donald Trump con los medios era la única historia que importaba? Hay que parar" pide Kyle Pope, el director de la revista, al resto de los periodistas estadounidenses, "hay que dejar de considerar cada tuit como una declaración de guerra; dejar de tratar los errores de Trump y de su equipo como un conflicto con los medios y dejar de pensar que esta es la historia más importante de este país. No lo es", insiste Pope.

Y sigue. "Se están cargando el sistema de protección social, desmantelando la agencia de protección del medio ambiente, vamos hacia un enfrentamiento con Corea del Norte y Estados Unidos está perdiendo presencia en el mundo. Y a nosotros (por la prensa) ¿sólo nos preocupa que el presidente nos insulte en Twitter?".

Seguir leyendo »

Trump: seis meses para destruirlo todo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El problema, ves, es siempre lo impensable. Para impedir lo predecible ya están las leyes. El verdadero peligro está en esas cosas que todos dicen "eso no hace falta ni ponerlo por escrito, a nadie se le ocurriría hacerlo". En seis meses de presidencia Donald Trump ha demostrado que está dispuesto a hacer todo lo que no sea delito y también alguna cosa que sí lo es. Para el nuevo presidente, las tradiciones de la autodenominada "democracia más antigua del mundo" no significan nada.

En realidad no sé de qué nos sorprendemos. Cuando presentó su candidatura se convirtió en el primer candidato en 40 años que no hacía pública su declaración de impuestos. Casi todos los medios lo condenaron, casi todos los políticos de ambos partidos lo condenaron... y al final, ¿qué? Al elector le dio igual poner en la Casa Blanca a un presidente del que no se sabe de dónde saca el dinero ni a quién se lo debe. ¿Recordáis que dijo que los publicaría en algún momento? Seguimos esperando porque "es algo que sólo le importa a los periodistas". Tal vez lleva razón.

Como presidente, más de lo mismo. "Todos los presidentes" ponen sus bienes en un fondo independiente, pero este presidente hace publicidad de sus negocios cada semana. "Todos los presidentes" se comprometen a defender a los aliados tradicionales, pero este presidente ha ido espantando a todos ellos. "Todos los presidentes" son, al menos de boquilla, defensores de la libertad de expresión. Este ha declarado a los grandes medios tradicionales "enemigos del pueblo" y los amenaza cada día.

Seguir leyendo »

Un idiota en la Casa Blanca

36 Comentarios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

No, Donald Trump no es ningún idiota. Puede ser un ignorante, puede ser un capullo, pero no es un idiota. Que nadie lo tome como algo tranquilizador: casi siempre un idiota es menos peligroso y más fácil de derrotar. Por ejemplo, su hijo Donald Trump Jr. es un idiota de libro y por eso está en problemas.

Antes de las últimas elecciones, Donald Trump hijo se reunió con una serie de personas cercanas al Kremlin porque le prometieron que tenían información comprometida sobre la rival de su padre, Hillary Clinton. Conspirar con el espionaje de una potencia extranjera para ganar unas elecciones puede ser un delito, pero no es en sí mismo una idiotez. Lo que es propiamente de idiotas es dejar tantas pistas como Donald Junior.

No hace falta ser un maestro del espionaje para saber que cierto tipo de reuniones no se conciertan por email, dejando un rastro documental para los investigadores al más puro estilo de Hansel y Gretel. Tampoco es muy inteligente que te lleves a ese encuentro al jefe de campaña y a otro miembro de la familia para implicar a más gente del núcleo duro del presidente. Y desde luego que es de idiotas que cuando tu contacto te dice que la información "es parte del apoyo que Rusia y su gobierno quieren dar a tu padre", tú respondas "si es lo que tú dices, me encanta".

Seguir leyendo »

Trump ya no desprecia a París como antes

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe a su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Promete ser la foto del día. Este 14 de julio, para celebrar el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, Donald Trump presidirá, por invitación del presidente francés, Emmanuel Macron, el muy solemne desfile militar que todos los años baja por los Campos Elíseos.

Macron creó cierta sorpresa cuando cursó la invitación hace unas semanas. El primer encuentro entre los dos hombres en mayo se saldó a favor del líder francés. A Macron sus asesores le habían advertido de que a Trump le gustaban los apretones de mano tipo leñador de Canadá y después de su encuentro bilateral, ante las cámaras, el líder galo agarró la pata de Trump y no dejó de estrecharla hasta que el magnate dio claras señales de querer liberarse, como se puede apreciar en este vídeo.

Seguir leyendo »

Trump sigue empeñado en que hubo tongo en las elecciones

Imagen de archivo del presidente de EEUU, Donald Trump.

Ocho meses después de ganar las elecciones, Donald Trump sigue pensando que hubo tongo y que por eso perdió el voto popular frente a Hillary Clinton por casi tres millones de votos. En el universo conspiratorio de Trump no existe otra explicación que la del fraude.

En abril, el magnate seguía tuiteando que sería capaz de ganar a Hillary y que todos los sondeos sobre su impopularidad eran falsos.

No ha podido aportar datos porque todos los expertos electorales afirman, aseguran, aseveran y repiten que los casos de fraude, de haberlos, son extremadamente minoritarios (el Washington Post sólo encontró cuatro).

Seguir leyendo »

Trump y Putin, cronología de una bella amistad

Cartel de un partido proserbio con la imagen de Trump y Putin en Montenegro.

Este viernes, Donald Trump se verá con Vladímir Putin en Hamburgo, al margen de la reunión del G20. Será el primer encuentro de los dos presidentes. En principio no hay temario previsto para la reunión.

Puede pasar cualquier cosa, y es precisamente lo que temen los asesores de Trump, en un momento especialmente delicado de las relaciones entre los dos países,  cuando el FBI y el Departamento de Justicia están investigando posibles interferencias de Rusia en la contienda presidencial.  

El magnate neoyorquino nunca ha ocultado su admiración por el presidente ruso.  Lo ha repetido en más de una ocasión. El que fuera director del Servicio Nacional de Seguridad (antigua KGB) ha ejercido una sorprendente fascinación sobre el millonario, mucho antes de que llegara a la Casa Blanca. 

Seguir leyendo »